Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente de Foment, Josep Sánchez Llibre, pide a Europa un cambio del sistema de fijación de precios del gas / EUROPA PRESS

Foment pide a las autoridades europeas un cambio del sistema de fijación de precios del gas natural

La patronal cree que "un impuesto extraordinario a las empresas energéticas sobre la facturación no tiene sentido y afectará a la seguridad jurídica del régimen fiscal"

3 min

Foment del Treball pide a las autoridades europeas un cambio del sistema de fijación de precios del gas natural en los mercados internacionales. Considera que los gobiernos europeos y la Unión Europea deben tomar "medidas coyunturales" para abaratar los costes y "frenar la especulación". 

Asimismo, desde la patronal encabezada por Josep Sánchez Llibre creen que "un impuesto extraordinario a las empresas energéticas sobre la facturación no tiene sentido y afectará a la seguridad jurídica del régimen fiscal". 

La sede de la patronal Foment del Treball en Barcelona / FOMENT
La sede de la patronal Foment del Treball en Barcelona / FOMENT

Equilibrio oferta-demanda

En este sentido, proponen eliminar el TTF (Title Transfer Facility) holandés como sistema de referencia para fijar el precio del gas natural en los mercados europeos. Y es que "sólo representa una parte del mercado mundial y no responde a un equilibrio oferta-demanda", afectando así a la competitividad de las empresas. 

Entre el paquete de medidas que plantean desde Foment, destacan la exclusión de "la formación de precios las rentas de congestión de las infraestructuras del centro de Europa, incorporando un price cap que lo elimine. Según explican en un comunicado, éste debería fijarse "en referencia a un mercado líquido y representativo del precio mundial de GNL", para evitar la falta de suministro y, por tanto, "racionamiento, que provocaría un price cap artificialmente bajo". 

Asimismo, solicitan aplicar una medida que "evite afección sobre los derivados financieros ya cerrados. El TTF se negocian más de 10 veces la demanda de gas europea".

Medidas que van por buen camino

Así pues, la patronal rechaza la propuesta del Gobierno de España de "establecer un impuesto extraordinario a las compañías energéticas" porque, con él, se pierde "la seguridad jurídica del régimen fiscal".

Sin embargo, defiende algunas otras medidas tomadas por el Ejecutivo que "van en la buena dirección", a pesar de que se tendrían que haber tomado antes. Entre ellas, ven una buena noticia "la reducción del IVA sobre el gas del 21% al 5% para aligerar la tesorería de empresas y consumidores y se tendría que alargar el máximo posible en el tiempo".

Valoran positivamente también la aplicación de la "excepción ibérica a las industrias que funcionan en cogeneración y que el alto precio del gas produjo que más de 400 industrias, el 60% de las que funcionan con este sistema, pararán la producción por el alto precio del gas".