Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Joaquim Gay de Montellà, presidente de Foment del Treball, en una imagen de archivo / EFE

Foment alerta de que una DUI podría llevar a Cataluña a la "insolvencia"

La gran patronal catalana advierte de que la posibilidad de una secesión unilateral está "dañando la actividad económica y el tejido empresarial"

3 min

Foment del Treball ha pedido a las instituciones hoy lunes, 9 de octubre, volver a la "legalidad de la Constitución y el Estatuto de autonomía" ante la "posible insolvencia" que provocaría una declaración unilateral de independencia (DUI) mañana martes en el Parlamento catalán.

En una nota pública, la gran patronal catalana ha alertado de que la senda emprendida por "fuerzas políticas con una estrecha mayoría en el Parlamento" ha llevado a "traspasar fronteras de ilegalidad, llevando al país al descrédito nacional e internacional" y, quizás, a la quiebra económica.

"Ni un paso más"

El ente cameral presidido por Joaquim Gay de Montellà ha llamado por ello a "afrontar este momento desde la legalidad que amparan la Constitución y el Estatuto de autonomía. Cualquier decisión que se tome al margen de ambos textos sólo conducirá a todos a la pérdida de actividad económica y del tejido empresarial".

En un día en el que enseñas como Abertis o Cellnex han anunciado que trasladan su domicilio social fuera de Cataluña, Foment reclama "no dar ni un paso más en el incierto camino iniciado desde el Parlament, porque tendría unas consecuencias irreparables para Cataluña y España".

La solución de la organización empresarial es clara: "Responsabilidad y diálogo a los dirigentes para evitar los enormes daños que está provocando esta deriva, y reconducir cuanto antes la situación desde el respeto a la legalidad".

"Empobrecimiento"

El remedio de Foment para encauzar el "contexto de incertidumbre y riesgo político que vivimos" llega tras constatar "la reacción y respuesta de empresas muy relevantes de Cataluña, algunas de ellas protagonistas esenciales de nuestra historia empresarial".

La patronal vive con "enorme tristeza y dolor el hecho de que los responsables de las empresas se sientan obligados a desplazar su sede social para proteger los intereses de sus clientes, empleados y accionistas".

"Sin empresas no hay país, y perderlas como país nos empobrece. De aquí la máxima preocupación por lo que está sucediendo", ha remachado la organización patronal.