Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre (2i), presenta el nuevo catálogo de infraestructuras junto a Virginia Guinda (i), Anna Cornadó (2d) y Joaquim Llansó (d) / CG

Foment denuncia la falta de ayudas y pide planes de choque contra la crisis

La patronal catalana considera clave perseguir la economía sumergida y el fraude fiscal más que subir los impuestos

4 min

La junta directiva de Foment del Treball denuncia la ausencia de medidas extraordinarias para rescatar la economía, evitar el cierre de empresas y frenar el aumento del paro ante la crisis del coronavirus.

La patronal catalana insta a las Administraciones públicas a inyectar recursos económicos de forma directa a las empresas e impulsar planes de choque para los sectores más afectados, como el turismo, la restauración, la hostelería, el transporte, el ocio, el comercio, el deporte y la cultura.

Valoran la mayor inversión en Cataluña

Foment, asimismo, valora de forma "positiva" en un comunicado que los nuevos Presupuestos Generales del Estado (PGE) del Gobierno aumenten la inversión pública en Cataluña para 2021, aunque no se llegue al 19% del peso de su PIB, ni se supere el déficit de inversión en infraestructuras que, a su juicio, padece esta Comunidad Autónoma.

La patronal presidida por Josep Sánchez Llibre, asimismo, reclama diligencia al Gobierno en la licitación y la ejecución de la inversión programada.

Lucha contra el fraude fiscal

Foment del Treball, por otra parte, lamenta que la presión fiscal para afrontar la crisis se centre, a su juicio, en las rentas del trabajo en lugar de promover con más ímpetu la lucha contra el fraude fiscal y la economía sumergida. "Reducir el volumen de economía sumergida" --que en España alcanzaría un 25,2% del PIB-- incrementaría la recaudación por impuestos y "representaría la principal fuente de aumento de ingresos para la Administración pública”, señala la patronal en su nota.

Según Foment, si España redujera su economía sumergida al registro de Alemania, un 15,6% del PIB del país, las arcas públicas aumentarían sus ingresos en 38.625 millones de euros, con el consiguiente incremento del 9,6% de recaudación por impuestos. La entidad propone por todo ello "que se aborde definitivamente un plan, a cuatro años vista, para reducir en 10 puntos --en relación al PIB-- el volumen de economía sumergida hasta situarlo en la media de los principales países europeos".

Más colaboración público-privada

La portavoz de Foment del Treball, Virginia Guinda, señala asimismo tres aspectos claves para impulsar la recuperación económica: iniciar la licitación de obras, incrementar las partidas presupuestarias para la inversión pública y fomentar la colaboración público-privada.

La patronal también considera imprescindible avanzar en los proyectos que cumplan los requerimientos de los fondos de recuperación de la Unión Europea, basándose en los ejes estratégicos de la nueva industria: "las infraestructuras, el New Green Deal y la transformación digital de la economía". Algo para lo cual Guinda apela a dicha colaboración público-privada.