Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El director de Economía de Foment del Treball, Salvador Guillermo (i) y el Valentí Pich, presidente de la Comisión de Economía y Fiscalidad (d) / CG

Alarma de la gran patronal catalana por el avance del populismo político

Foment del Treball afirma que entiende el “voto de protesta” pero se muestra preocupada por el freno que puede suponer a las políticas de reforma pendientes de implementar

4 min

La gran patronal catalana, Foment del Treball, ha mostrado su preocupación por el avance de políticas populistas tanto dentro como fuera de España. “Entendemos el voto de protesta” ante una situación de desafección política, ha indicado el director de Economía de la organización, Salvador Guillermo, en la presentación del informe de coyuntura del cuarto trimestre. “Pero preocupa que esto suponga un freno a las políticas de reforma que aún son necesarias”.

Hace un llamamiento a evitar políticas proteccionistas que “dificulten el avance económico global”. Y es que los retos del país en este sentido son destacables. La OCDE, el FMI y la Comisión Europea prevén una ralentización del avance del PIB español para 2017. Indica que bajará del 3,1% o 3,2% actual hasta una horquilla que oscila entre el 2,2% y el 2,6%.

Fin de los vientos de cola

Será una de las economías con mayor crecimiento de la Unión Europea, pero no se podrá aprovechar de los vientos de cola de los últimos meses --se prevé una subida del precio del petróleo, ya que la OPEP plantea acortar la producción, y EEUU podría acabar con las medidas de estímulo económico-- y deberá lidiar con una menor demanda global, la caída del comercio mundial y la temida reversión de reformas.

En este sentido, tanto Guillermo como el presidente de la comisión de Economía y Fiscalidad de la patronal, Valentí Pich, han avisado de las debilidades de las empresas del país para hacer frente a esta situación. Remarcan dos flaquezas conocidas desde hace tiempo pero pendientes de resolver: la demografía empresarial, con un ecosistema que no favorece la creación de medianas y grandes empresas que son las que resisten mejor los desafíos económicos; y un crecimiento vegetativo de la población que deja en jaque la supervivencia de las pensiones.

Más medianas y grandes empresas

“Se debe implementar una política de fomento de la emprendedoría que no se centre solo en la creación de compañías, sino en consolidar el proyecto”, señala Guillermo. Foment del Treball ha realizado una radiografía al sector y asegura que el 19,3% de las empresas creadas en Cataluña entre 2001 y 2013 desaparecieron en su primer año de vida; el 12,5% en el segundo y otro 10% en el tercero. Es decir, el 44,1% de las nuevas sociedades no consiguieron cerrar su cuarto ejercicio.

Una forma de superar estas dificultados es ganar músculo empresarial, que también facilita la “creación de ocupación y una mayor calidad en actividades como la exportación o la investigación”. Por ello exige al Gobierno catalán un apoyo más destacable a partidas destinadas a este objetivo, con un refuerzo del presupuesto de organismos como ACCIÓ, por ejemplo, mayor del que se ha planteado en el proyecto presupuestario presentado este martes.

En cuanto al envejecimiento de la población, la gran patronal catalana pide que los ajustes en el sistema de pensiones se ejecute con una planificación a largo plazo en el marco del Pacto de Toledo. 

Destacadas en Business