Menú Buscar
El presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre (c), junto al secretario general de la patronal, David Tornos (d) y la número dos, Virginia Guinda (d) / CG

Foment del Treball acusa al Govern de "arbitrario" por el conteo de la fuerza patronal

La gran patronal catalana alega que la Generalitat ha vulnerado el “principio de seguridad jurídica” y amenaza con llevar el proceso ante la justicia

18.02.2019 18:09 h.
7 min

Foment del Treball ha cargado contra el Gobierno de la Generalitat por impulsar un proceso de conteo de la representatividad empresarial “que es subjetivo, arbitrario y que vulnera el principio de seguridad jurídica”. Así lo ha indicado el presidente de la patronal, Josep Sánchez Llibre, ante los medios al término de un reunión del comité ejecutivo de alto voltaje. Ha habido reproches al Ejecutivo de Quim Torra por haber recuperado un decreto de 2015 que firmó Felip Puig y que ya habían llevado ante la justicia.

La orden publicada este lunes por parte de la consejería de Trabajo, Asuntos Sociales y Familia, encabezada por Chakir El Homrani, ratifica el criterio de que el peso de las empresas se medirá de forma exclusiva por una cuestión numérica. “Es muy difícil que una compañía de 5.000 o 10.000 trabajadores tenga la misma representatividad que un autónomo”, ha señalado el presidente de la gran patronal catalana.

Proporcionalidad

También ha dejado claro el “gran respeto” que tiene para este colectivo. Sánchez Llibre ha apuntado que los trabajadores por cuenta propia “son muchos en esta casa e iremos a más a partir de la ruptura de las organizaciones de autónomos en todo el Estado”, ha detallado. Es decir, la más que probable salida de Pimec de ATA tras la incorporación de esta a CEOE --y a Foment del Treball en Cataluña--.

El presidente de la patronal ha reconocido que han sido conscientes de la voluntad del Gobierno de Quim Torra cuando se ha publicado el Diario Oficial de la Generalitat (DOGC) a las nueve de la mañana. El Homrani les había anunciado que iniciaría el proceso en el corto plazo, pero confiaban que se haría bajo una nueva normativa que contemplara “fórmulas de proporcionalidad”.

No presentarse al conteo

Entre ellas, el volumen de facturación, el número de trabajadores, el volumen de las exportaciones o el peso de estas compañías sobre el PIB catalán. Criterios todos ellos que supondrían una ventaja para las empresas asociadas a Foment del Treball. Su gran rival en el proceso, Pimec, se beneficia más de este criterio de un voto por sociedad.

Por todo ello, Sánchez Llibre ha anunciado “de forma muy contundente” que deja la puerta abierta a “no presentarse al recuento por la representatividad si no es bajo criterios que reflejen la realidad empresarial”. La última palabra al respecto lo tendrán los ejecutivos que conforman la junta directiva de la patronal, que se reunirán en una semana.

Recurso ante el TSJC

También ha anunciado que han hecho las consultas legales pertinentes y que los letrados de Foment del Treball aprueban recurrir la orden firmada por El Homrani. Sería la segunda ocasión en que la gran patronal catalana recurre al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) para frenar este conteo de la representatividad. Ya hizo lo propio en 2015, aunque en esa ocasión no entraron “en el fondo” del decreto.

El presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre (i); el de Pimec, Josep González (c); y la de Fepime, María Elena de Feplie (d) / CG

El presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre (i); el de Pimec, Josep González (c); y la de Fepime, María Elena de Feplie (d) / CG

La primera estrategia legal que siguieron fue la de perseguir la falta de competencias de la Generalitat para iniciar el proceso. El Alto Tribunal catalán les reconoció en 2017 parte de su argumentario. Eliminó varios preceptos del decreto de Felip Puig --como la fórmula que había usado para medir las empresas con doble afiliación, que El Homrani no reedita ni enmienda-- pero dejó claro que el Gobierno catalán es la Administración pertinente para promover este conteo polémico.

Detalles de la nueva batalla

El Tribunal Supremo ratificó hace algunos meses la decisión del TSJC. Inadmitió a trámite los recursos de casación que presentó Foment del Treball. La nueva batalla judicial contra el conteo de la representatividad patronal se enfocará ahora a las “cuestiones de fondo”, tal y como ha apuntado Sánchez Llibre.

Es decir, sobre la falta de proporcionalidad en medir la fuerza de cada una de las patronales de Cataluña. También intentará sancionar otras cuestiones, como que la Generalitat no ha publicado en el DOGC ni las resoluciones del TSJC ni del Supremo sobre la guerra entre empresarios en Cataluña. Una cuestión que puede parecer menor al ser conocidas el abasto de las mismas pero que desde el punto de vista procesal es relevante y da alas al recurso.

Fepime, la tercera patronal representativa del territorio, también podría sumarse a la pugna en los tribunales de su casa madre.

Advertencia a Pimec

Sánchez Llibre se ha mostrado firme en su intención de defender que Foment del Treball “representa el 70% del PIB catalán, el 90% de las exportaciones, se encarga del 90% de las negociaciones de convenios y el 70% de sus empresas son objeto de licitaciones públicas del Estado, la Generalitat y los Ayuntamientos”. Ha tendido al mano a la Generalitat para que corrija la orden que ha publicado este lunes para evitar “tener de frente” a la gran patronal catalana.

En cuanto a Pimec, ha tendido al mano a la organización de pymes liderada por Josep González a retomar la negociación. Pero con un límite muy claro: “Nunca negociaremos la pretensión del 50% de la representatividad”.