Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, que se ha aliado con Cepyme y Fepime para exigir menos presión fiscal para potenciar el crecimiento empresarial / FOMENT

Foment y Cepyme exigen menos presión fiscal para potenciar el crecimiento empresarial

Ampliar el tamaño de las pymes comportaría un crecimiento del 6% en el PIB catalán y la creación de 270.000 puestos de empleo

5 min

Gran alianza estratégica para potenciar el crecimiento de la pequeña y mediana empresa. Foment del Treball y la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme) se comprometen a trabajar conjuntamente para agrandar el tamaño de las pymes y, de esta forma, conseguir mejores resultados económicos para el conjunto de España. Para hacerlo, exigen a la administración dejar de “asfixiar a las empresas" y menos presión fiscal.

Así lo ha dicho el presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, en la presentación de un estudio empresarial realizado por Cepyme, en colaboración con la Federación de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa de Cataluña (Fepime). Desde la gran patronal catalana consideran que esta alianza comportará “grandes beneficios económicos para todo el tejido empresarial”, especialmente en Cataluña. Y es que, como resultado de esta operación, el PIB catalán crecería un 6% y, al mismo tiempo, comportaría la creación de más de 270.000 empleos.

El presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre / EUROPA PRESS
El presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre / EUROPA PRESS

Eliminar obstáculos mejora la competitividad

El presidente de Cepyme, Gerardo Cuerva, cree que el día a día de la empresa en España deja mucho que desear. Tiene problemas “graves” como el coste energético --que se está convirtiendo en "un impedimento"-- o el desempleo juvenil --que roza el 40%--. Esto se debe a un “desacoplamiento claro entre las políticas sociales y las de empleo”. Por ello, propone eliminar obstáculos. De hecho, ha identificado más de 100 regulaciones que desincentivan que las empresas españolas ganen tamaño: barreras fiscales, contables, laborales, financieras y de competencia que se convierten en un lastre para la competitividad, frenan la recuperación económica y la creación de empleo.

Con el fin de promover el crecimiento empresarial, las patronales han instado a "retrasar cuatro años la aplicación de las obligaciones hasta que la empresa haya consolidado su tamaño". Actualmente existe un "escalón" entre las trabas que tienen las empresas a partir de los 50 trabajadores. Al adquirir el empleado 51, "las obligaciones se incrementan de forma notoria, impidiendo el crecimiento natural de las empresas".

Gerardo Cuerva, presidente de Cepyme / EP
Gerardo Cuerva, presidente de Cepyme, carga contra el Gobierno / EP

Más recaudación tributaria 

Ampliar el tamaño de la empresa también beneficiaría en la productividad --España se aleja de la media de la Unión Europea--, la internacionalización --tan sólo el 14% de la empresa española está internacionalizada-- y el salario medio.

Desde Cepyme trabajan para hacer crecer la empresa favoreciendo la inversión, fomentando la fusión de proyectos y ampliando la formación. De esta forma, no solo mejoraría la economía, sino también la recaudación tributaria. Más de 20.000 millones en España y, en el caso de Cataluña, 4.000 millones.

Así pues, lo que demuestran las conclusiones de este estudio es que hay fórmulas para mejorar sustancialmente la economía con el fin de asemejarnos a la media de Europa. Pero Sánchez Llibre se ha mostrado más "ambicioso": España debe acercarse al tamaño empresarial medio de Alemania. Para alcanzarlo, hace unos días planteó el “compromiso de duplicar el tamaño de las empresas de más de 50 trabajadores de cara al 2030”.