Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre / EP

Foment alerta de las "tensiones sociales" provocadas por las sanciones contra Rusia

La patronal reclama medidas para mitigar la escalada inflacionaria y desaconseja las subidas de impuestos ante las "gravísimas consecuencias económicas" de la guerra en Ucrania

4 min

Foment del Treball ha alertado de las "tensiones sociales" sobre la economía española y catalana desencadenadas por las sanciones económicas contra Rusia. En una declaración institucional, la patronal ha reclamado que se tomen medidas para minimizar el incremento de la escalada de la inflación, que también se reflejará en el repunte temporal del coste de la energía.

Asimismo, ha pedido que se reinicien a medio plazo las obras de MIDCAT, el gasoducto que conectaría España con Francia a través de los Pirineos catalanes y facilitaría la distribución del gas procedente de Argelia al resto de Europa. "La política económica española debería tener como máxima prioridad fortalecer el tejido productivo español para superar los efectos negativos que está provocando el conflicto bélico".

Contener la inflación

La organización empresarial liderada por Josep Sánchez Llibre ha llamado al diálogo social para "evitar que la espiral de precios crezca y obligue a un endurecimiento rápido e intenso de la política monetaria, que tendría su efecto más claro en la desocupación".

"Adicionalmente harán falta medidas orientadas a mitigar la subida temporal de los precios de la energía a muy corto plazo y potenciar a medio plazo, de forma más decidida, la política de eficiencia energética y de desarrollo de energías renovables".

"Gravísimas consecuencias"

Pese a que Foment ve "positiva" la reacción de la Unión Europea y de la OTAN contra la agresión rusa en Ucrania, al mismo tiempo ha expresado su "preocupación" e "inquietud" por las "gravísimas consecuencias económicas" que el conflicto está provocando a nivel mundial.

Así, ha constatado que la guerra ya está alterando las redes de suministro internacional. En el caso de España, Ucrania es uno de los principales proveedores de productos agrícolas como el maíz o el aceite de girasol, insumos clave para la industria agroalimentaria. "De prolongarse mucho tiempo esta situación puede provocar, de hecho ya lo estamos viendo, alzas de precios de productos de gran consumo".

Previsiones a la baja

La patronal ha subrayado, además, que esta coyuntura obligará a revisar las previsiones de ingresos, tanto de la Generalitat como del Estado. "En caso de no hacerlo, incrementaríamos de manera exponencial el déficit público, como las negativas consecuencias que esto tendría en la economía española". En este contexto, Foment ha advertido de que "no tendría sentido hacer subidas de impuestos".

"No queremos dejar de expresar nuestro sentimiento de solidaridad hacia las personas que están sufriendo directamente las consecuencias de esta guerra. El drama humano de los ucranianos es tremendamente injusto", concluye el texto.