Menú Buscar
El director de Economía de Foment del Treball, Salvador Guillermo (i) y el Valentí Pich, presidente de la Comisión de Economía y Fiscalidad (d) / CG

Foment alerta de "cierta desaceleración" económica en un contexto de incertidumbre

La patronal catalana urge a formar un Gobierno que pueda introducir las reformas necesarias para que continúe la recuperación

3 min

La patronal catalana Foment del Treball alerta de que la recuperación económica se ha frenado ligeramente. El informe de coyuntura de septiembre indica una cierta desaceleración, tanto en España, en general, como en Cataluña, en particular, en un contexto de incertidumbre política a nivel nacional e internacional.

Uno de los motivos principales de esta moderación del crecimiento es la reducción en ocho décimas de la demanda interna en términos interanuales, que se sitúa en el 3% en toda España. Además, Foment considera que los factores que impulsaban la recuperación hasta ahora se agotan. Entre ellos destacan la bajada del precio del petróleo y la depreciación del euro.

Pese a todo esto, el crecimiento se mantuvo positivo entre abril y junio. La tasa intertrimestral registrada fue del 0,8%. Sin embargo, el director de Economía de la patronal, Salvador Guillermo, considera que hay otra asignatura pendiente: el empleo. Según el informe, la ocupación todavía crece. Mientras que en Cataluña el ritmo casi se mantiene (del 3,5% el primer trimestre al 3,4% en el segundo), en España se frena casi un punto, del 3,3% al 2,4%.  

Falta de Gobierno

El empresariado no se moja en señalar culpables del bloqueo político, pero sí urge a los partidos a formar un Gobierno lo antes posible. Foment destaca como elementos de riesgo para la economía la falta de Ejecutivo central y de presupuestos en Cataluña.

“Unas terceras elecciones serían la expresión del fracaso de no ponerse de acuerdo”, considera Guillermo. La incertidumbre tanto a nivel nacional como internacional marcan el contexto actual. Desde la primera patronal catalana alertan de los mercados internacionales, ahora “muy sensibles, que sobrerreaccionan ante cualquier cambio”.  

Objetivo de déficit

Una de las preocupaciones de la patronal es la dificultad para cumplir con el objetivo de déficit de 2016. Guillermo asegura que la decisión de Bruselas de no sancionar a España fue motivada por las reformas estructurales que se habían introducido.

Continuar con este tipo de reformas es básico para que la recuperación no se modere, creen desde Foment, y llevarlas a cabo “exige gobiernos con una mayoría fuerte”.