Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La presidenta de la comisión Laboral y de Recursos Humanos de Foment del Treball, Maria Ángeles Tejada, y el director de relaciones laborales, Javier Ibars / CG

Foment alerta de una cascada de despidos colectivos cuando venzan los ERTE por Covid

La patronal rechaza una nueva subida del salario mínimo, como proponen el Gobierno y los sindicatos, en plena escalada inflacionaria

5 min

Vuelve la amenaza de los ERTE convertidos en ERE. En la presentación del último informe del mercado laboral de Foment del Treball, la patronal ha advertido de que, una vez venzan los beneficios de los ERTE por Covid a finales de febrero, se prevé un incremento de los despidos colectivos como consecuencia de las dificultades de tesorería y actividad acumuladas por las empresas durante los últimos dos años.

Estos expedientes de extinción se cebarán sobre los servicios, especialmente el comercio y la hostelería, y el sector industrial tanto en Cataluña como en el conjunto de España. “Quizá no somos suficientemente conscientes de lo que ha comportado la pandemia. Muchas empresas están en una situación muy dramática”, ha subrayado el director de relaciones laborales y asuntos sociales de Foment, Javier Ibars.

Subida del SMI

En este sentido, el economista ha alertado de que el aumento del SMI planteado por el Gobierno y los sindicatos sería la puntilla para muchas compañías, que atraviesan un encarecimiento de los precios fruto de la reactivación atropellada de la economía. La advertencia llega el mismo día en que la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, se ha citado con los secretarios de CCOO y UGT para reabrir el debate sobre la subida del SMI hasta los 996 euros mensuales, 31 euros por encima de la cantidad actual. En septiembre del año pasado, la CEOE se cerró en banda a esta posibilidad.

“Desde 2016, hemos tenido un incremento de más del 50% en el SMI. En proporción salarial con los países de nuestro entorno europeo, el salario mínimo está más avanzado. Dada la coyuntura económica en que nos encontramos, puede ser más contraproducente esta subida”, ha considerado. Aún así, ha declarado que la patronal catalana no adoptará un posicionamiento definitivo hasta pactarlo con la CEOE.

La vicepresidenta Yolanda Díaz

 

 

La vicepresidenta y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz / EP

Datos de ocupación

Pese a esta advertencia, 2022 ha arrancado con buenos datos de ocupación. En Cataluña, el paro ha registrado en enero su mejor cifra desde 2008, bajando hasta las 371.802 personas desempleadas. Interanualmente, el descenso más intenso ha correspondido al conjunto de trabajadores sin ocupación anterior (-31,6%), seguido por servicios (-27,6%). En conjunto, la tasa de paro catalana se ha situado en enero en el 10,2% y la española, en el 13,33%.

Aunque la mayoría de nuevos empleos se han formalizado mediante contratos temporales, se ha alcanzado el mayor volumen de contratación indefinida desde enero de 2007 (46.803 contratos indefinidos). La afiliación también ha batido un récord: las altas en la Seguridad Social han aumentado un 4,1% en 12 meses y han convertido enero de 2022 en el mejor mes de la serie histórica iniciada en 2004.

Negociación colectiva

Por otro lado, la pandemia ha provocado un parón en la renegociación de convenios colectivos. Si en diciembre de 2020 se cerraron 328, en diciembre del año pasado cayeron hasta 274. De resultas de la crisis sanitaria también se ha producido una contracción del salario pactado en los convenios a cierre del ejercicio anterior.

“La delicada situación de las empresas ha comportado que se haya dado esta reducción de los incrementos previstos en su momento”, ha explicado Ibars. Además, ha incidido en que el diálogo social que se afrontará en los próximos meses será el “más incierto” de los últimos años por la escalada de la inflación y los coletazos de la pandemia.