Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, durante la inauguración institucional de Casa Seat / EP

Foment 'sienta' a Ábalos para exigirle acabar con el déficit de infraestructuras

La patronal organiza un frente común con el resto de agentes sociales, incluida la Cambra de Comerç, para reclamar inversiones en obra pública tras el Covid-19

5 min

Frente común contra el déficit histórico de infraestructuras en Cataluña. Foment del Treball ha aglutinado al resto de agentes sociales de la comunidad --el Cercle d'Economia, la Cambra de Comerç de Barcelona, Pimec y los sindicatos UGT y CCOO-- para pedir al Gobierno las inversiones en obra pública necesarias para impulsar la economía tras el Covid-19.

La patronal organizará el próximo jueves 8 de octubre la jornada Construint ponts amb les infraestructures, que contará con la presencia de José Luis Ábalos, ministro de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana. Fuentes de la patronal esperan que el socialista detalle los compromisos del Ejecutivo central, aunque reconocen que la crisis sanitaria impactará de forma notable sobre las cifras concretas de gasto.

28.000 millones de déficit

Según los cálculos de Foment del Treball, Cataluña experimenta arrastra un déficit inversor de 28.000 millones de euros durante los últimos diez años. Además, prevén que el gasto en construcción se recorte en el conjunto de España entre un 20% y un 35% como consecuencia de la pandemia.

Pese a todo, las mismas fuentes señalan que la licitación pública es fundamental para impulsar la recuperación económica. Sin la inyección de fondos públicos a través de obras de gran calado, será difícil retomar la senda de crecimiento que registraba a finales de 2019, apuntan. De hecho, la reunión con el ministro Ábalos estaba prevista para antes del estallido del Covid-19 y se pretendía con ella sonsacar al Gobierno un pacto de inversión que, tras la pandemia, deberá ser revisado a la baja. 

Un tren de Renfe recorre un tramo del Corredor del Mediterráneo / RENFE

 

Un tren de Renfe recorre un tramo del Corredor del Mediterráneo / RENFE

Obras prioritarias

En concreto, Foment propone una inversión anual de 2.000 millones hasta el año 2023 para consolidar las líneas de actuación estratégicas. Estas incluyen el Corredor Mediterráneo, el transporte público en el área metropolitana y la red viaria dependiente del Ministerio de Fomento (B-40 y desdoblamientos de la N-II y la N-340).

Para la organización presidida por Josep Sánchez Llibre, otro aspecto importante que debe ser debatido entre los actores implicados es la "gestión de infraestructuras de kilómetro cero". Esta demanda, que une a los distintos representantes de la sociedad civil, pasa por acercar la gestión en instalaciones como el aeropuerto del Prat o la red de Cercanías a las administraciones locales y autonómicas. En Foment aguardan con expectación las concreciones del ministro sobre esta reivindicación del tejido económico catalán.

Acercamiento a la Cambra

En esta ocasión, Foment sumará el apoyo de la Cámara de Comercio de Barcelona para consolidar una posición unitaria en las reclamaciones sobre infraestructuras. De esta forma, ambas instituciones liman asperezas después de que el empresario independentista Joan Canadell asumiera el control de la entidad de dinamización empresarial local. 

El último frente abierto es a raíz de la discusión sobre la ley de cámaras catalanas. El intento de equiparar a la organización de derecho público con una patronal, un objetivo que se debe interpretar en el marco del procés y que contaba con el apoyo del expresidente de la Generalitat, Quim Torra. Fue Ángels Chacón, destituida por sorpresa, la que frenó antes de ser fulminada de su cargo un decreto ley para equiparar a la Cámara con Foment y Pimec. Su sustituto, Ramon Tremosa, aún no ha declarado si piensa retomar el diálogo social para replantear la propuesta normativa o creará otra crisis con el empresariado catalán que amenaza con ir a los tribunales. 

Con todo, los agentes sociales han pactado una tregua con Canadell para hacer piña para reclamar más inversiones en infraestructuras en la comunidad.