Menú Buscar
La directora del FMI, Kristalina Georgieva / EUROPA PRESS

El FMI alerta de que la crisis del coronavirus será la peor desde la Gran Depresión

La directora de la institución, Kristalina Georgieva, asegura que 170 países entrarán en recesión y avisa de un "cambio de orden social y económico"

3 min

El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé que el impacto del coronavirus tendrá las “peores consecuencias económicas” desde la Gran Depresión provocada por la quiebra bursátil de 1929. Así lo ha manifestado este jueves la directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, que ha asegurado que se trata de una crisis “como ninguna otra” y que supone "una prueba para nuestra humanidad".

Georgieva, en un discurso pronunciado en Washington, ha resaltado que el Covid-19 ha propiciado un cambio de “orden social” y económico “a la velocidad de la luz y a una escala que no habíamos conocido en nuestra vida”.

170 países en recesión

El FMI informará la semana que viene de sus nuevas perspectivas económicas cuando presente su informe bianual 'Perspectiva Económica Mundial', aunque ha adelantado que la corrección será profundamente negativa.

Hace apenas tres meses, el FMI esperaba que cerca de 160 países en todo el mundo registraran un crecimiento de los ingresos per cápita en 2020, mientras que ahora estima que serán 170 los que registrarán una contracción en ese dato.

"Actuar con decisión"

"Debemos reunir la determinación de todos (individuos, gobiernos, empresas, líderes comunitarios y organizaciones internacionales) de actuar con decisión y de forma conjunta para proteger las vidas y los medios de vida. Estos son los tiempos para los que se creó el FMI: estamos aquí para poner en marcha la fuerza de la comunidad global, de manera que podamos proteger a los más vulnerables y revitalizar la economía", ha explicado Georgieva.

La directora gerente del FMI también ha alertado de que los países de bajos ingresos son todavía más vulnerables a la crisis actual, por la debilidad de sus sistemas de salud y la escasez de recursos a su disposición. Según sus cálculos, en los dos últimos meses, los países emergentes han experimentado fugas de capitales por valor de 92.063 millones de euros. Asimismo, Georgieva ha explicado que desde que comenzara la crisis, los países de todo el mundo han aprobado medidas fiscales por valor de 7,36 billones de euros.