Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Exterior del pabellón de Gran Via de Fira de Barcelona / EUROPA PRESS

Fira de Barcelona pide oxígeno al Gobierno a través del ICO

La institución, lastrada por la cancelación de ferias y congresos durante este año por el coronavirus, ha solicitado un crédito que ronda los 25 millones

5 min

La cancelación de las principales ferias y congresos previstos para este año por el coronavirus ha obligado a Fira de Barcelona a solicitar ayuda al Gobierno. La institución ha obtenido un crédito ICO que ronda los 25 millones de euros para capear una crisis que comenzó en febrero con la anulación del Mobile World Congress (MWC) y que ha generado desde entonces una cascada de suspensiones que amenazan con dejar el año en blanco.

Desde Fira de Barcelona han confirmado a este medio que "ante el contexto actual" y la paralización de la actividad se ha accedido a la financiación externa del ICO "para utilizarla en caso de necesidad". Con todo, la institución ha afirmado "tener una sólida situación financiera". Aunque Fira no ha entrado en detalles sobre el importe del crédito, otras fuentes conocedoras de la operación han asegurado que el monto se sitúa entre los 20 y 25 millones de euros.

 

 

La GSMA cancela el Mobile World Congress de este año / EP

Caída de eventos

En 2019, Fira ingresó 215 millones de euros, de los que 70 fueron resultado del MWC. Por otro lado, Alimentaria, el segundo salón con más impacto económico y de carácter bienal, ha quedado suspendido hasta septiembre, aunque hay serias dudas de que finalmente pueda llevarse a cabo. Además, la entidad ferial presentó el pasado abril un ERTE sobre los 400 empleados de su plantilla por la imposibilidad para realizar su actividad.

Representantes de todas las instituciones accionistas de Fira de Barcelona / EUROPA PRESS
Representantes de todas las instituciones accionistas de Fira de Barcelona / EUROPA PRESS

Así las cosas, Fira de Barcelona se ha visto abocada a pedir oxígeno para afrontar el escenario de incertidumbres que rodean al ámbito de los congresos, uno de los sectores que, previsiblemente, más tarden en recuperar la normalidad por el riesgo sanitario de reunir un amplio número de personas. Con todo, la institución anunció hace unos días que trabaja en un protocolo para tratar de recuperar la actividad a partir de septiembre.

Sin contribución de los accionistas

Fira de Barcelona es propiedad de los ayuntamientos de Barcelona y de L'Hospitalet de Llobregat, la Cámara de Comercio de Barcelona, la Diputación de Barcelona y la Generalitat, que conforman la sociedad Fira 2000. Ni la Cámara de Comercio de Barcelona ni la Generalitat han respondido a las consultas de este medio sobre el crédito solicitado por la institución. Sin embargo, desde Fira han reconocido que no se ha recibido "ninguna contribución de sus accionistas" ni tampoco ha solicitado ninguna.

El crédito del ICO llega después de que Fira aprobara a comienzos de año un plan para pedir a la banca un préstamo por valor de 350 millones de euros para ampliar el recinto de Gran Vía y reformar el pabellón de Montjuïc con el objetivo de favorecer la renovación del MWC. De esa cantidad, 157 millones serían asumidos por los accionistas de Fira 2000 entre 2022 y 2026, mientras que otros 175 millones correrían a cuenta del Banco Europeo de Inversiones (BEI).

Renovación del MWC

El pasado abril se dio a conocer que Fira había llegado a un acuerdo con GSMA para renovar el contrato del Mobile un año más, hasta 2024, tras la cancelación de esta edición por la pandemia. Asimismo, de contar con la autorización sanitaria, la intención de la institución ferial es agrupar en los últimos meses de 2020 algunos de los eventos que se han suspendido para poder salvar los números.

La prioridad de la institución es llevar a cabo los diversos eventos que concentrará en el último cuatrimestre del año con las máximas garantías de seguridad y prevención de cara a los participantes.

Destacadas en Business