Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Apertura este lunes del Mobile World Congress (MWC) de Barcelona este lunes por la mañana. En la imagen, una entrada de la Fira de Gran Via en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona) / FIRA DE BARCELONA

Fira de Barcelona lanza un mensaje de tranquilidad en plena escalada de ómicron

La institución calienta motores para reactivar al máximo la agenda ferial en 2022, con la vista puesta en la inminente edición del MWC

7 min

La escalada de contagios desencadenada por ómicron no alterará por el momento los planes de la Fira de Barcelona. La institución prevé recuperar los eventos de gran formato en 2022 y lograr que la afluencia a citas clave como Smart City Expo, Alimentaria --que lleva sin celebrarse desde 2019-- y Mobile World Congress (MWC) registre los niveles previos al estallido de la crisis sanitaria.

El congreso internacional de telefonía centra la atención de todos los operadores. Se espera una edición reforzada gracias a la presencia de las marcas líderes del sector, tras las destacadas bajas que deslucieron el último encuentro celebrado en junio de este año. Pero la sexta ola del Covid ha introducido un factor de incertidumbre en el ambiente. Máxime, cuando los gigantes de la tecnología y la electrónica se han descolgado del CES, el salón homólogo estadounidense que se llevará acabo entre el 5 y 8 de enero en Las Vegas, y se han producido suspensiones de otras ferias de menor formato en España y Europa.

La Fira calienta motores

Pese a ello, fuentes de la organización catalana consultadas por Crónica Global no aventuran ningún cambio de escenario respecto al Mobile de 2022. El congreso volverá a Barcelona el próximo 28 de febrero en una versión prevírica, tanto por número de participantes como de público previsto. Además, la organización muestra su entusiasmo por retomar el pulso de la agenda ferial en la capital tras un ejercicio que ha dejado en números rojos las cuentas de la entidad.

El pasado octubre, Fira desafectó a sus trabajadores que todavía estaban inmersos en un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE). Los cerca de 400 empleados de la casa están listos para asumir un nuevo curso con "optimismo y precaución", como comunicaron recientemente el presidente del consejo de administración de la institución, Pau Relat, y su director general, Constantí Serrallonga, al hacer balance de los obstáculos de 2021.

El Mobile World Congress de 2021, en una imagen de archivo / CEDIDA

 

El Mobile World Congress de 2021, en una imagen de archivo / CEDIDA

El Mobile de 2022

La voluntad de la Fira es clara: combinar reactivación económica con cautelas sanitarias. En total, hay agendados 80 congresos en 2022, de los cuales el MWC coincidirá con el primer tramo del calendario de actos. El mensaje de tranquilidad de la Fira respecto a este primer reto lo comparten las tecnológicas sondeadas por este medio.

Tanto los fabricantes de dispositivos como los operadores de telefonía mantienen por ahora sus planes para reunirse de nuevo en la Ciudad Condal en apenas dos meses. Prueba de ello es que GSMA anunció hace tiempo que el 80% del espacio de exposición ya había sido reservado por las privadas. Salvo que el cuadro pandémico empeorase todavía más, la consigna es única: el Mobile va a celebrarse.

Confianza de los expositores

De hecho, la entidad promotora del salón ya ha desvelado cuáles serán las líneas maestras sobre las que girará la inminente edición del encuentro, pese a que todavía no ha informado sobre quiénes serán los ponentes estrella invitados. Pero la adición de eventos paralelos al MWC, sumado al compromiso de las compañías que forman parte del staff de la GSMA, despejan las dudas incentivadas por ómicron sobre la celebración del certamen.

"Llevamos tres semanas trabajando con el programa de demos, sabemos lo que vamos a presentar y estaremos en el Mobile", informa el portavoz de una teleco. Sí destacan que, frente a lo que ocurría antes de la crisis, los directivos de las empresas priorizarán traslados cortos al congreso. "En vez de estar toda la semana, como ocurría antes de la pandemia, igual se irá y se volverá el mismo día por motivos sanitarios", apunta un interlocutor de una importante compañía de móviles​.

Recinto Gran Via de Fira de Barcelona / EP

 

Recinto Gran Via de Fira de Barcelona / EP

Hablan los montadores

Si los expositores encaran con confianza la cita del MWC en Barcelona, los montadores se muestran más preocupados ante la cascada de anulaciones y aplazamientos de otros encuentros. La asociación On-Go!, que representa al tejido productivo especializado en el montaje de estands, advierte sobre la retahíla de eventos sacrificados por ómicron. Entre estos, el ITB de Berlín, la ICE de Londres, el PLMA de Ámsterdam o, sin salir de España, la Feria de la Infancia y la Juventud de Canarias, FIMA de Zaragoza y Cevisama de Valencia.

Estas exposiciones se han postergado hasta principios de primavera en previsión de que amaine la nueva oleada de contagios. Pero lo que preocupa realmente al ecosistema es que vuelva a entrarse en una tendencia de renunciar a cualquier actividad ferial si no pueden desarrollarse en las condiciones habituales. "Es mejor mantener ferias pequeñas y con clientes de proximidad, para facilitar la reactivación económica antes que anularlo todo", advierte Antoni Audi, representante de On-Go! en Cataluña y director de la agencia A&D Creativos. El primer desafío en que se pondrán a prueba las esperanzas de montadores y expositores será el Mobile de 2022