Menú Buscar
Entrada al Alimentaria Hub en la edición de 2014.

Fira Barcelona invita a 800 compradores internacionales a Alimentaria

La organización busca a perfiles clave en la importación, distribución, ‘retail’ y el canal de profesionales de 78 países para fomentar el negocio en el certamen

3 min

Alimentaria es una feria bianual para promover el negocio del sector, además de presentar nuevos productos y mostrar las últimas tendencias. La organización del evento, Fira Barcelona, intenta dinamizar la actividad económica del evento con la invitación directa de 800 compradores (el 60% más que la edición anterior) que considera representantes clave de todo el ciclo: desde la importación a la distribución, el retail y el canal de profesionales, el horeca.

Toni Valls, director general del certamen, explicó en la presentación del evento que los impulsores de Alimentaria han realizado un trabajo “casi quirúrgico” para identificar cuál era el comprador más interesante desde el punto de vista económico de la feria y traerlo a Barcelona.

10.000 encuentros empresariales

Ya ha cerrado más de 10.000 encuentros empresariales con los expositores de la mano del ICEX España Exportación e Inversiones, el Ministerio de Agricultura, la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebida (FIAB), la Asociación de Empresas Industriales Internacionalizadas (AMEC) y la agencia para la competitividad de la Generalitat, ACCIÓ.

Todos los invitados tienen un perfil común: representan a varias cadenas de establecimientos y grandes superficies en sus países de origen. Aterrizarán en Barcelona desde la persona que coordina las cadenas Walmart o Costoco en México (comparten comprador internacional) a la que lleva al gigante CBD Pao de Açucar en Brasil. América Latina es uno de los territorios a los que se enfoca el negocio internacional de Alimentaria.

Mercados preferentes

El proceso de selección no se ha enfocado sólo en buscar a representantes de grandes superficies. También se ha invitado a mayoristas de vino de Hong Kong, donde el consumo crece en cuotas por encima del 100%, o los responsables de EEUU o Japón focalizados en la comida saludable, una tendencia de nuevo cuña en España per con “gran implementación” en esos país, según Valls.

Los mercados preferentes a la hora de buscar negocio para las empresas españolas de alimentación y bebida son México, Brasil, Colomia y EEUU en el mercado americano y China, Hong Kong, Singapur, Vietnam, Filipinas, Indonesia, Malasia y Japón en Asia.

Importancia en el PIB

El negocio de la alimentación y las bebidas es básico para la economía española. Tal y como recordó el presidente de Alimentaria, Josep Lluis Bonet, se trata de la “primera industria del país y el segundo sector económico tras el turismo”. Aunque también habló de la “trología ganadora” por el impacto en el PIB que tiene el “maridaje de la alimentación, el turismo y la gastronomía”.

Valls añadió más cifras del sector: factura cada año 90.000 millones de euros, cuenta con 30.000 empresas (16.000 de ellas exportadoras) y emplea a 5.000 personas de forma directa, 2,5 millones más indirectas y cinco millones si se tiene en cuenta “toda la cadena de valor”.