Menú Buscar
Un tren de FGC en imagen de archivo

FGC registra un repunte de la demanda por la Zona de Bajas Emisiones

La compañía asegura que mantiene negociaciones con otros operadores para desarrollar un servicio de alta velocidad con el sur de Francia

3 min

Ferrocarrils de la Generalitat de Cataluña (FGC) ha experimentado un repunte de la demanda de entre el 1 y el 2% desde la puesta en marcha de la Zona de Bajas Emisiones (ZBE), mientras que en la línea del Vallès el efecto ha sido “imperceptible”, según ha confirmado el presidente del ente, Ricard Font.

El repunte se suma al crecimiento que la línea ya estaba experimentando de por sí, superior al 3%, lo que deja un incremento global alrededor del 5%. La línea Barcelona-Vallès cerró el ejercicio 2019 con una cifra 66,31 millones de validaciones, un 3,5% más, mientras que la Llobregat-Anoia registró 24,72 millones de viajeros, un 7% más, y la línea de Lleida-la Pobla, 251.506 validaciones, con lo que las líneas metropolitanas cerraron el ejercicio con un total de 91,04 millones de validaciones, una cifra récord.

Aumento de la capacidad

Según ha explicado Font, FGC prevé invertir entre 800 y 1.000 millones de euros hasta 2030. Los recursos se destinarán a la compra de trenes y a actuaciones como la prolongación de la L8 entre las estaciones de Plaza España y Gràcia, el tranvía del Campo de Tarragona y actuaciones la línea Llobregat-Anoia.

La red de FGC tiene capacidad para 100 millones de viajes y trabaja con el objetivo de alcanzar los 225 millones en esta década y llegar a los 375 para 2030. De cara a verano de 2021 empezarán a operar los nuevos 15 trenes de la línea Barcelona-Vallès y en 2023 se prevé doblar la capacidad de la línea Llobregat-Anoia.

Alta velocidad a Francia

Entre 2022 y 2023 la nueva línea que operará FGC al Aeropuerto de Barcelona contará con más de 10 millones de viajes, y en 2024 el tren-tranvía del Camp de Tarragona tendrá un incremento potencial de hasta cinco millones de viajes.

El presidente de FGC ha incidido en el objetivo de participar en algún grupo que ofrezca servicios de alta velocidad para conectar en el futuro las cuatro capitales catalanas con el sur de Francia y también con Valencia. "Estamos en negociaciones con operadores para poderlo hacer. Esperamos concretarlo con acuerdos formales en los próximos meses", ha dicho Font.