Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un tren de FGC / EP

Ferrocarrils conectará sus dos líneas con un nuevo túnel de cuatro kilómetros en Barcelona

La prolongación de las vías entre plaza España y Gràcia tendrá un coste total de siete millones de euros, con una duración estimada de 14 meses

3 min

Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC) conectará sus dos líneas por el centro de Barcelona. El departamento de vicepresidencia, políticas digitales y territorio que dirige Jordi Puigneró ha licitado el desvío de los servicios afectados por la prolongación de la red de trenes entre plaza España y Gràcia por un total de siete millones de euros.

El objetivo de estos trabajos, que se prevé que finalicen este verano, es abrir un nuevo túnel en el centro de Barcelona que conecte las líneas Llobregat-Anoia y Vallès de FGC. El tiempo de ejecución es de 14 meses y finalizará con cuatro kilómetros de railes soterrados y tres nuevas estaciones. También será remodelada la estación de plaza España.

Tres ámbitos

Durante los meses de ejecución se realizará el desvío de los servicios --red de agua, de saneamiento, telefonía, cable, gas o electricidad--. Esto provocará afectaciones temporales para realizar los trabajos de conexión.

Estación de FGC de plaza Cataluña, que es el punto de inicio de la línea Barcelona-Vallès / FGC
Estación de FGC de plaza Cataluña, que es el punto de inicio de la línea Barcelona-Vallès / FGC

Las reposiciones de servicios abarcan tres ámbitos. El primero será en la Gran Via de les Corts Catalanes, entre la calle de Llançà y Vilamarí, donde se ubica el pozo de ataque de la tuneladora que perforará el túnel. También se realizarán trabajos en la creación de la futura estación Hospital Clínic y la de Gràcia.

Inversión de 400 millones

Este túnel consistirá en la prolongación de la línea Llobregat-Anoia desde plaza España y hasta el corazón de Barcelona, que permitirá conectarla con la ruta de FGC que presta servicio a las comarcas del norte de la ciudad. Esto hará que los usuarios de la primera red de Cercanías tengan acceso directo al Eixample y no necesiten hacer transbordo con metro o autobuses.

Toda esta actuación por la que se abrirá un nuevo túnel en Barcelona, como también está planteando el Ministerio de Transportes que dirige Raquel Sánchez para la nueva línea de Rodalies apodada el Metro del Delta y que lleva paralizada desde antes de 2012, prevé una inversión de 400 millones de euros. En estos momentos, se encuentra en redacción el proyecto constrictivo correspondiente a la obra civil del túnel y las estaciones y se han impulsado los planes iniciales de arquitectura e instalaciones.