Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Marcelino Fernández Verdes, consejero delegado de ACS / EP

Fernández Verdes deja de ser consejero delegado de ACS

El directivo mantendrá sus cargos como primer ejecutivo de la filial alemana Hochtief y presidente de Abertis y seguirá trabajando para el grupo de construcción y servicios

5 min

El consejero delegado de ACS, Marcelino Fernández Verdes, dejará esta responsabilidad tras la junta de accionistas que la compañía ha convocado para los primeros días del próximo mes de mayo. La decisión ha sido comunicada por el ejecutivo a los miembros del consejo de administración en la reunión mantenida este miércoles, en la que, entre otros asuntos, se ha aprobado el orden del día de la asamblea.

Precisamente, la junta debería abordar la renovación de Fernández Verdes como consejero del grupo de construcción, servicios y concesiones, una vez transcurridos cuatro años desde su primer nombramiento. Sin embargo, la renuncia del ejecutivo asturiano ha hecho que el punto relativo a su reelección no se haya incluido entre los asuntos a deliberar y votar en la asamblea.

Seguirá en el grupo

No obstante, la decisión no supone que Verdes abandone la compañía. Según se recoge en el comunicado remitido por la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el directivo mantendrá sus cargos de consejero delegado de Hochtief, la filial alemana de ACS, y también el de presidente de Abertis, de la que el grupo controla cerca de la mitad del capital.

Además, Fernández Verdes también será el “responsable de las nuevas inversiones que el grupo realizará con el producto de la desinversión del grupo industrial”.

Ultima la venta de Cobra

Actualmente, ACS ultima la venta de su división de servicios industriales, en la que se incluye su filial Cobra, a la francesa Vinci, en una operación que rondará los 5.000 millones de euros.

En la presentación de los resultados anuales de ACS a los analistas, el presidente y primer accionista de la compañía, Florentino Pérez, apuntó la posibilidad de que parte de los ingresos obtenidos en esta transacción se destinaran a inversiones en el sector de las energías renovables, una de las principales apuestas del grupo en los últimos años.

Nuevo cargo

Pérez también aseguró que ACS estudiaría la compra de activos de concesiones de Atlantia, su socio en Abertis, en el marco de la venta de la filial Autostrade per l’Italia, acordada en su día con el Gobierno del país transalpino.

Fernández Verdes se incorporó al consejo de ACS en 2017, tres años después de que Florentino Pérez le señalara públicamente como su sucesor en la compañía. Tras dejar las presidencias de las filiales Cimic y Hochtief (aunque en esta mantuvo el puesto de primer ejecutivo que, de hecho, no abandonará), el directivo asturiano pasó a ser el primer consejero delegado de ACS, figura creada a su medida, toda vez que, hasta la fecha, era Pérez el que aglutinaba los cargos ejecutivos.

Remuneraciones

Presente en ACS desde los orígenes del grupo, producto de la fusión de varias empresas del sector, Fernández Verdes llegó a estar al frente de Dragados, la cabecera de construcción del grupo, aunque desde mediados de la primera década del siglo se centró en los negocios internacionales de la compañía.

En otro orden de cosas, la remuneración de Florentino Pérez como presidente de ACS en 2020 fue de 6,34 millones de euros, lo que supone una reducción del 7,2% respecto a la cifra del ejercicio 2019. Mientras, Fernández Verdes obtuvo un sueldo de 557.000 euros con cargo al grupo principal, así como una remuneración por sistemas de ahorro de 690.000 euros, con lo que totalizó 1,25 millones de euros.