Menú Buscar
Miguel Angel Fernández Ordóñez y Antón Costas, en el Círculo de Economía / CG

Fernández Ordóñez aboga por quitar a los bancos el monopolio del dinero

El exgobernador del Banco de España debate sobre el futuro de la banca con Antón Costas, que pide una reacción inmediata a la UE para impedir una grave crisis por el coronavirus

7 min

Miguel Ángel Fernández Ordónez, más conocido como Mafo por las siglas de su nombre completo, ha redescubierto la “esencia” del sistema bancario. Lleva toda la vida en ello. Fue el Gobernador del Banco de España en un periodo clave y catastrófico --entre 2006 y 2012-- y señala ahora, al calor de distintos debates sobre fenómenos como la moneda de Facebook, denominada libra, que los bancos representan “el sector más protegido del mercado”, y que toca quitarles el monopolio del dinero. Se trata de “dejar que los ciudadanos accedan al dinero de los bancos centrales, que podrían actuar como un registrador, dejando a los bancos que liberalicen otros servicios”.

Así lo ha defendido en el Círculo de Economía en un coloquio con Antón Costas, presidente de la fundación del lobby empresarial. Y así lo recoge en su libro Adiós a los bancos (Taurus), en el que analiza cómo se podría “cambiar el sistema”, en la misma línea que otros economistas han ideado en el pasado: desde David Ricardo hasta Hayek o Friedman.

No dejar caer a los bancos

¿Un revolucionario a estas alturas? “Es un disidente”, señaló Costas sobre Mafo, al entender que siempre ha buscado erigirse en un “reformador”. Fernández Ordóñez ha reiterado, como defendió durante su etapa al frente del Banco de España y en la comisión de investigación sobre la crisis financiera, que si no se cambia el sistema, si se mantiene el vigente, entonces no hay dudas: “los bancos deben ser ayudados, no se puede dejar de caigan, y así se ha hecho. En caso contrario todo hubiera sido peor, con una recesión mayor”, en referencia a la crisis de 2008.

mafo mafo
Miguel Angel Fernández Ordóñez y Antón Costas, en el Círculo de Economía / CG

Y es que en la conversación ha planeado la posible nueva crisis financiera y económica por el coronavirus. Ha sido, sin embargo, Antón Costas el más directo y contundente al reclamar una acción directa y clara por parte de la Unión Europea para atajar una posible crisis. "No veo claridad en las autoridades fiscales de la Unión Europea, parece que no ven la urgencia de lo que tienen delante, y podrían repetir los errores de 2010", ha asegurado, en una crítica velada a los países del centro y del Norte de Europa.

Cambiar el sistema

Pero los dos interlocutores querían centrarse en el asunto de los bancos, protagonistas de un sector que está en plena transformación. Fernández Ordónez comparte la premisa del exgobernador del Banco de Inglaterra, Mervyn King: “De todas las formas de organizar la banca, la peor es la que tenemos hoy”. Por eso, su propuesta es contundente: “Hay que ayudar a los ciudadanos, y eso se podría hacer si el dinero fuera público, si lo tuviera el Banco Central, y no los bancos, que son los que, hasta ahora, han creado el dinero”. ¿Cómo? “Los bancos prestan un crédito, y no se sabe si lo tienen o no, lo ofrecen y lo anotan, y eso es crear dinero, pero en la propuesta alternativa son los bancos centrales los que lo crean”.

Sin embargo, ¿dónde estamos? No estamos con esa posibilidad como una realidad inmediata. En el auditorio del Círculo de Economía, con menos asistencia de la prevista por el efecto del coronavirus --este miércoles fue su último acto hasta después de la Semana Santa-- se pidió de forma reiterada qué debía hacer el Estado si aparece una nueva crisis. “Deberá actuar, otra vez, aunque diga siempre, cuando lo ha hecho, que es la última vez. Y no podrá ser de otra manera”. Es decir, ayudar a los bancos cuando lo necesiten.

¿Una moneda para 1.700 millones de personas?

Mafo ha ido más allá al cuestionar las actuaciones de los bancos centrales en los últimos años, que han llevado, con las bajas de tipos de interés, a intereses negativos. “Me parece una aberración”, ha clamado. Algo que no pasaría si, según él, se liberalizaran los servicios, siempre con el otro modelo, en el que el dinero sería público y lo tendría el Banco Central. “Si me prestas dinero --le decía a Antón Costas-- seguro que no me dices que me lo prestas para perder, con un interés negativo”.

Ahora bien, ¿qué pasa con los bancos? Mafo lo tiene claro: “Hay que ayudarles, ayudas para que tengan competencia, para que compitan”, consciente de nuevos fenómenos, como la moneda libra de Facebook, que permite transacciones sin tener una cuenta, y que podría llegar hasta 1.700 millones de personas, en su mayoría de países emergentes. “Tienen un móvil de 30 euros, y podrían hacer esos movimientos”, señaló Fernández Ordónez. Aunque no le gusta cómo Facebook querría implementar esa moneda, sí entiende que hay cambios que se deben atender.

De lo que se trata, según Mafo, es de que los bancos pierdan “el monopolio del dinero”.