Menú Buscar
Lorenzo Amor, presidente de Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) / EFE

La federación de autónomos propone la subida de las bases medias de cotización

ATA desgrana las medidas para incrementar en 7.200 millones de euros los ingresos del régimen del colectivo

5 min

Los números no salen en el campo de los autónomos. Y ATA (Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos) propone un paquete de medidas para incrementar en 7.200 millones de euros los ingresos del régimen del colectivo. Entre ellas, la subida del 10% de las bases medias de cotización en el plazo de un lustro, en palabras del presidente de la federación, Lorenzo Amor.

ATA calcula en 2.000 millones de euros la cantidad que se podría ingresar en los próximos cinco años si continúan subiendo las bases medias de cotización de los autónomos. Éstas crecieron un 18% en los últimos 8 años y hoy están en 1.100 euros mensuales.

Transformación de las reducciones de cotizaciones

De momento, este año, para un tercio de los autónomos, los societarios, cuyas bases mínimas han subido un 8%, va a suponer unos ingresos al sistema de 400 millones de euros. Esta cantidad se sumaría a los 200 millones que reportará el incremento del 3% en la base máxima de cotización y de un 8% en la mínima si finalmente se acomete.

Amor plantea además un acuerdo en transformar las actuales reducciones de cotizaciones en bonificaciones y que se paguen a través de impuestos para ahorrar otros 1.000 millones de euros cada año a las arcas de la Seguridad Social.

No obstante, Amor se ha opuesto a eliminar los incentivos que se están aplicando actualmente, como la tarifa plana de cotización a la Seguridad Social, que ha beneficiado a un millón de autónomos.

El cómputo de la pensión

Otros 1.500 millones, como mínimo, procederían del paso de 382.000 miembros de administración de sociedades con control de la sociedad a un régimen asimilado dentro del RETA, parecido al Régimen General, pero sin cotizar por el Fogasa y el desempleo. Éstos podrían mejorar su cotización, siendo sus propias cuotas a la Seguridad Social, sus retenciones y sus salarios asumidos como gasto por dichas sociedades.

Amor calcula en 1.100 millones más el ingreso por quitar el tope a la base máxima de cotización a partir de los 47 años y mejorar la compatibilidad entre la percepción de una pensión de jubilación con el desarrollo de una actividad por cuenta propia. Exige en este sentido una bajada de límite de 35 años cotizados a 25 años. Así como que se contabilice toda la vida laboral para el cómputo de la pensión.

En la actualidad, un autónomo habrá contribuido de media durante su vida laboral con 96.000 euros, mientras que cobrará unos 168.000 euros durante sus años de retiro, 72.000 euros más de lo cotizado, al igual que sucede con los asalariados.

Cuota reducida para trabajos complementarios

Y propone una cuota muy reducida para quienes han trabajado 8 horas en el Régimen General y realizan una actividad complementaria por cuenta propia. Esta medida reportaría 900 millones de euros a la Seguridad Social.

El presidente de ATA también ha presentado otras medidas destinadas a mantener a los autónomos dentro del RETA, entre las que sugiere articular un sistema que permita que los autónomos cuyos ingresos reales no superen el umbral del Salario Mínimo Interprofesional coticen por una cuota similar a la tarifa plana.

Déficit de 7.000 millones

Ve conveniente también reducir las cargas administrativas, mejorando la capacidad de elección de las cotizaciones de todos los autónomos mediante un sistema que les permita cambiar de cuota varias veces al año en función de los ingresos que va percibiendo.

El presidente de la federación ha desgranado que el régimen de autónomos arrastra un déficit de 7.000 millones de euros, que supone casi el mismo montante que el gasto en pensiones del régimen de agrarios asumido por el RETA. En este sentido, si el RETA no incluyese a los agricultores, el régimen de autónomos dispondría de una mejor cotización al disponer de 2,8 cotizantes por cada pensión.