Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Farrera

Farrera concluye septiembre con cinco personas en paro

3 min

Un total de una persona han conseguido trabajo en la localidad en el último mes

El municipio de Farrera ha terminado septiembre con una bajada del número de desempleados hasta las cinco personas que actualmente se encuentran sin trabajo en la localidad, según el Instituto de Estadística de Cataluña (Idescat).

En total, hay solamente una persona menos en paro en comparación con el mes pasado, en una coyuntura marcada por la crisis de la pandemia de coronavirus. Estos valores reflejan una disminución del 16,67% con respecto al mes anterior, cuando el municipio acabó el periodo con seis personas sin empleo.

El sector servicios, el más afectado

El sector servicios ha sido el más golpeado en la localidad según los últimos datos publicados. El Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, señala que en Farrera hay un total de cuatro personas de esta actividad que no encuentran trabajo, lo que representa un 80% del total de desempleados. Por orden descendente, le siguen agricultura (0%), industria y construcción.

Lamentablemente, una parte de estas cifras de desempleo se debe al cierre de los comercios no esenciales como medida de seguridad para evitar la propagación de nuevos contagios en lo ya conocido por todos como tercera ola del coronavirus, que se produjo tras un aumento de positivos como consecuencia de las fiestas navideñas. Desde la desescalada, son muchas las provincias del conjunto de España que recurrieron a estos recursos, junto con Cataluña. Los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) han logrado reducir el impacto tanto en la tasa de paro como en la destrucción de gran parte de estos trabajos. Esto ha permitido a las personas afectadas conservar su empleo a pesar de las consecuencias de la pandemia en la economía de la región.

Mujeres entre 60 y 64 años

Actualmente, en Farrera hay más mujeres que hombres que no tienen empleo, con unas cifras que ponen de manifiesto que existe una notable diferencia de género. Hay cuatro paradas, frente a uno parado.

Por grupos de edad, el más afectado por el paro es el de adultos entre 60 y 64 años, con dos personas actualmente desempleadas.