Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Massimiliano Belingheri, consejero delegado del grupo banca Farmafactoring; David Calvet, director general de la filial española; y José María Gay de Liébana, economista, en la inauguración de las nuevas oficinas de la compañía en Barcelona / CG

Farmafactoring se prepara para alcanzar los 1.000 millones de negocio en España

La entidad se instala en la Casa de les Punxes con la vista puesta en los proveedores catalanes con facturas pendientes de pago de todas las administraciones

4 min

La actividad de Farmafactoring en España ha evolucionado de forma exponencial desde que en 2011 pusieron el primer pie en el país. La compañía italiana ha anunciado que terminará el ejercicio en curso con un volumen de negocio de 1.000 millones de euros. “Están presupuestados 1.083 millones, pero ya veremos si somos capaces de conseguirlos”, indica el director comercial de la compañía, Jordi Ramírez, en declaraciones a Crónica Global.

La cifra implica duplicar la actividad de 2015, un ejercicio que se cerró con 450 millones de facturación. El ejecutivo señala que en los últimos años el ascenso ha sido meteórico, ya que en 2014 alcanzaron los 350 millones y el año anterior se quedaron en 180. La recuperación, más que atenuar su negocio, lo ha disparado.

Adquisición de crédito sin recurso

Ramírez justifica la evolución por el interés que genera entre los proveedores que trabajan para la administración pública una compañía que está centrada en la cesión de crédito sin recurso. “Compramos facturas de todos los perfiles, aunque por nuestro origen la mayoría de los clientes son del sector sanitario”.

Mantiene que el plan de pago a proveedores primero y las líneas de financiación del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) después, han tenido un impacto limitado en su resultado de explotación. “Posiblemente han retrasado algún acuerdo", admite.

La banca, el principal competidor

El momento más fuerte del año es diciembre, cuando las empresas que trabajan en el sector público deben consolidar sus cuentas y llaman a la puerta de firmas como Farmafactoring para cuadrar los presupuestos con la colocación de las facturas garantizadas pero sin fecha concreta de pago.

La competencia en el país se limita casi de forma exclusiva a la banca. Los impulsores de la firma indican que sus productos están a años luz de los de cualquier entidad, porque compran sin recurso y no aplican comisiones a la operación. Obtienen beneficios al debatir un descuento de la factura adquirida que está vinculado al sector de actividad del proveedor y la administración emisora.

Las más lentas en atender sus facturas son las comunidades de Castilla y León, Valencia y Andalucía, mientras que la ciudad de Bilbao es la que mejor paga, aunque “casi no tenemos ningún cliente allí”.

Actividad en Madrid y Barcelona

Con todo, la mayoría de actividad se encuentra en Madrid y Barcelona, sede de los grandes grupos que trabajan en el sector público. Es por ese motivo que el jueves pasado estrenaron nuevas oficinas en la Casa de les Punxes, el célebre edificio modernista de la capital catalana desde el que quieren llegar a más operadores del mercado. 

Farmafactoring nació en 1985 en Italia y pertenece a BFF Banking Group. La filial española es la primera que inauguró la compañía y actualmente da empleo a 20 personas entre la oficina de Barcelona y la sede central, radicada en la capital.