Menú Buscar
La directora de La Farga, Inka Guixà, junta a su predecesor en el cargo, su padre que sigue como presidente de la metalúrgica, Oriol Guixà / LA FARGA

La Farga recorta el 40% de los beneficios por el precio del cobre

El grupo familiar gana 1,3 millones en un ejercicio en el que ha superado los 1.000 millones de euros de facturación

4 min

La Farga YourCopperSolutions ha cerrado el ejercicio 2018 con unos beneficios netos de casi 1,36 millones de euros. Esta cifra implica un recorte en las ganancias del 40% respecto al ejercicio precedente en un momento en el que el precio del cobre se ha mantenido inestable.

La propia directora general, Inka Guixà, reconoce que su materia prima se ha situado en 5.208,24 euros por tonelada en el London Metal Exchange, el parqué donde cotiza. El valor medio se mantuvo en el entorno de los 5.522,85 euros, cifra que implica un avance del 1,1% por encima del coste del ejercicio anterior. Con todo, ha “oscilado de forma considerable durante el año” con el consiguiente impacto en la cuenta de resultados.

Facturación de más de 1.000 millones

En contraste con el beneficio, el grupo familiar ha roto la barrera de los 1.000 millones de euros de facturación en 2018. Pasa de los 442,7 millones de caja generada en 2017 a 1.049,12 millones tras vender 206.851 toneladas de cobre. El mercado de referencia de la compañía aún es España, aunque ha conseguido exportar el 34% de sus productos a la Unión Europea y otro 11% a países no comunitarios. Entre los retos que están sobre la mesa para 2020, el año en el que finaliza su plan estratégico, está el de incrementar tales porcentajes.

Todo ello, en un ejercicio en el que se ha completado la reestructuración del grupo con el objetivo de incorporar todos los activos industriales en la holding. Ha sido el primer año en que se ha explotado a fondo la alianza con la italiana Davieli & Co. La Farga se convirtió en junio de 2017 en el proveedor internacional de tecnología en el sector del cobre de la firma transalpina. También fue el primer año completo en el mandato de Inka Guixà, que sustituyó a su padre en la dirección general del grupo en abril de 2017.

Cambios en la organización interna

El relevo implicó una “simplificación de la estructura organizativa”, en palabras de la ejecutiva. La dirección general es la que controla de forma directa siete áreas de conocimiento, una reestructuración interna que culminó el octubre pasado y que se realizó de forma paralela a la societaria.

También se destaca un hito desde el punto de vista tecnológico. La Farga invirtió en sustituir una de las líneas que se usan en la llamada colada continua del cobre, donde se han aplicado las tecnologías más punteras en el sector para conseguir una producción “única en el mundo”. Además, se logró con un paro de “tan sólo 35 días” en la producción.

Más directivas

La Farga da empleo a 396 personas. El 12% del total de la plantilla son mujeres y el 77% del total cuenta con un contrato indefinido. Otro de los objetivos que se ha asumido es el de actualizar el plan de igualdad para conseguir sumar a más féminas en los mandos intermedios de la compañía.

Destacadas en Business