Menú Buscar
Varias personas participan en el recuento de las elecciones del 26M en una mesa electoral de Vitoria / EFE

Los fallos en la web oficial ponen en duda los resultados de las municipales

Scytl, la empresa encargada de consolidar y transmitir los datos provisionales de las elecciones locales del 26M, en el punto de mira del Ministerio del Interior por los innumerables errores

29.05.2019 00:00 h.
7 min

Dos días después del cierre de los colegios de las elecciones municipales, los resultados que ofrece la web oficial del Ministerio del Interior no son fiables. Según recogen diversos medios, las cifras provisionales difundidas presentan numerosos errores que podrían afectar a los concejales atribuidos a cada partido en diversos ayuntamientos.

Estos fallos han causado inquietud en el Gobierno, que ya ha puesto el foco en la empresa encargada de la gestión de los resultados provisionales: una UTE formada por Scytl y Vector, tras desbancar en un concurso a Indra, la empresa que habitualmente se encargaba de esta labor sin registrar incidencias relevantes.

Baile de votos y concejales

Entre los errores detectados destacan casos como el de León, donde un fallo en el volcado de datos han hecho bailar 1.200 votos del PSOE a Vox, tal y como han denunciado la formación socialista local.

De igual forma, el Ayuntamiento de Esplugues (Barcelona) alertaba este martes de que la web del ministerio otorgaba tres concejales a En Comú Podem (ECP) y dos a Ciudadanos (Cs), cuando lo correcto era justo lo contrario: tres para Cs y dos para ECP.

Sufragios desaparecidos

En Madrid, se han incluido en la web errores de conteo como el cometido en algunas mesas de la capital en las que se daba como ganadora a la Falange, seguida de IU y el Partido Libertario, mientras que a Más Madrid, PSOE, Cs y Vox no se les atribuía ningún voto.

En Ibiza, los resultados apuntaban inicialmente a que el PP podría ganar la alcaldía pero, a medida que se han ido corrigiendo los fallos detectados, el PSOE está más cerca de hacerse con ella.

Incidencias en la transmisión de datos

La web del ministerio no ofreció datos de Tavernes de la Valldigna (Valencia) hasta el martes por la tarde, casi 48 horas después del cierre de los colegios.

En Granada, una decena de mesas electorales sufrió incidencias en la transmisión de datos, lo que dejó los resultados en el aire.

Concejales mal atribuidos

En la provincia de Tarragona se atribuyó la victoria inicialmente a Primàries, a pesar de que esta candidatura apenas logró 1.200 votos en toda el territorio.

En Valdezate (Burgos), la web indicaba que había más votos totales que la suma de los sufragios a candidaturas, nulos y en blanco, y otorgaba al PP cuatro concejales con 36 votos y a Vox solo uno con 48 votos.

Votos desaparecidos

También la CUP ha denunciado incorrecciones en la web oficial de las elecciones municipales a la hora de sumar los votos que ha recibido en Cataluña.

La formación antisistema ha alertado de que la página del ministerio les otorga 121.274 votos, mientras que el recuento que han hecho municipio a municipio eleva esa cifra hasta los 177.330, 56.000 sufragios más.

Diputaciones y cabildos paralizados

Estos fallos han provocado el retraso de la publicación de la composición de las diputaciones provinciales, que dos días después de las votaciones todavía no se conocían.

La misma demora la sufrían también los cabildos insulares en Canarias, cuyo recuento seguía sin estar disponible el martes.

Multitud de errores desde el principio

Los errores son tan abundantes y variados que se desconoce su repercusión total, pero los datos de multitud de municipios se han ido actualizando a lo largo del lunes y el martes en la web del ministerio.

De hecho, los fallos empezaron bien pronto, la propia noche del domingo, pues el Gobierno anunció que empezaría a ofrecer resultados a partir de las 21.00 horas y estos no comenzaron hasta 40 minutos después, un retraso que no ocurría en las anteriores citas electorales.

El dudoso currículum de Scytl

Scytl prometía “un proceso electoral impecable” pero lo cierto es que la empresa encargada de la consolidación, procesado y distribución de los resultados de las municipales del 26M tenía un currículum que generaba dudas, con varios sonoros patinazos recientes.

En marzo, en Suiza, se detectaron graves deficiencias en el sistema de votación electrónica de Scytl contratado por Swiss Post y se tuvo que suspender temporalmente. La empresa sufrió un segundo traspié en el proceso electoral de la Cámara de Comercio de Barcelona, al acumular varias incidencias: la ralentización del sistema informático, la retención de casi un millar de votos ante las sospechas de fraude, y la confusión generalizada entre las empresas convocadas.

Fallos durante las pruebas

También durante las pruebas de las transmisiones de datos de las municipales y europeas, la compañía catalana presidida por Pere Vallès registró numerosos fallos, incluyendo la caída del sistema.

Estos percances generaron las críticas entre los secretarios municipales, que denunciaron la ausencia de formadores cualificados de Scytl y errores en la instalación del software. Algunos de los funcionarios mostraron sus preferencias por Indra, la empresa que habitualmente se encarga de la gestión de los recuentos electorales --así lo hizo el 28A y en la mayoría de CCAA que celebraron autonómicas el 26M-- pero que en esta ocasión perdió el concurso frente a Scytl, que ofreció dos millones menos en la puja, que se cerró en 8,7 millones de euros.

A la espera de recuento definitivo

En cualquier caso, la acumulación de fallos en la gestión de las municipales ha hecho que, por primera vez en muchas citas electorales, se haya generado una incertidumbre respecto a los resultados provisionales que solo se disipará con el recuento definitivo.

Este escrutinio final comienza este miércoles --con la introducción de los votos de los residentes ausentes--, es supervisado por las juntas electorales y debe finalizar, como muy tarde, el fin de semana. Solo entonces se saldrá de dudas.