Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Isidro Fainé, presidente de la Fundación Bancaria La Caixa / EP

Isidro Fainé: "Nos costará cuatro años recuperarnos totalmente"

El presidente de la Fundación Bancaria La Caixa se marca como objetivo asegurar el futuro de la organización "por cien años"

3 min

Isidro Fainé, presidente de la Fundación Bancaria La Caixa, estima que la recuperación total de la economía española tras el impacto del coronavirus llegará a partir del 2024. "Aunque en el mejor de los casos dispusiéramos de una vacuna [contra el Covid-19] el mes que viene, nos costará cuatro años recuperarnos totalmente", ha asegurado. Y la solución a esta situación pasa, en su opinión, por el trabajo conjunto de toda la sociedad. 

Fainé ha señalado, en una entrevista en ABC, que "solo saldremos de ésta si somos capaces de trabajar todos unidos y solidariamente", una de las líneas estratégics de la fundación. En este sentido, ha asegurado que no dará su labor por acabada "hasta que no asegure el futuro de la fundación por cien años".

El legado social de Moragas

Tras desarrollar la mayor parte de su vida profesional en Caixabank, la misión de Fainé en la actualidad es la de implementar y ampliar el legado social que ha caracterizado el grupo desde sus inicios. La organización "nació con un sentido financiero y con un sentido social", ha explicado Fainé, "el fundador [Francesc] Moragas tuvo siempre grandes inquietudes sociales. Mi misión ahora es continuar su legado". 

La Fundación Bancaria La Caixa cuenta con varias líneas de trabajo para la mejora de las condiciones sociales de diferentes colectivos. "Trabajamos para acabar con la pobreza infantil, creamos empleo para personas excluidas o con discapacidad, cuidamos de los mayores y ayudamos a que los enfermos terminales puedan morir acompañados y en paz", señala Fainé. 

Digitalización y contacto físico

La importancia de las relaciones y el compromiso sociales de la fundación también impregna la relación de la compañía financiera catalana con sus clientes, un aspecto que Fainé ensalza en pleno auge de la digitalización. En su opinión, "a veces la tecnología aleja la relación personal y esto no es bueno" ya que el usuario "necesita ser atendido cara a cara".

El directivo defiende un sistema híbrido que combine los procesos digitales y el contacto humano en las relaciones bancarias. "En La Caixa fuimos pioneros en la sistematización de procedimientos y en la digitalización --ha explicado--. Y eso ayuda y sirve realmente de algo si el tiempo que ganas lo dedicas al cliente".