Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de una empresa textil durante el coronavirus / EP

La facturación en la industria textil y petrolera se hunde un 50% y se dispara en la farmacéutica

El estado de alarma ha provocado un descenso en ingresos sin precedentes en la industria textil o del automóvil

3 min

El mes de marzo marcó el inicio del estado de alarma y, por tanto, la reclusión a la que nos hemos visto obligados a cumplir debido a la pandemia. Sin poder salir de casa, la facturación de las empresas cayó en picado y, poco a poco, salen datos oficiales. Concretamente, se ha conocido el desplome generalizado de la facturación industrial en España correspondiente al mes de marzo.

Según datos del INE, La variación mensual del Índice General de Cifra de Negocios de la Industria entre los meses de marzo y febrero, eliminando los efectos estacionales y de calendario, es del -17,0%. 

Extremadura, la única región que aumenta su facturación

En cuanto al desplome en la cifra de negocios por Comunidades Autónomas tan solo Extremadura ha saldado en positivo la facturación, que se incrementa un 6,6%. Los mayores descensos se producen en País Vasco (-25,8%), Región de Murcia (-18,1%) y Principado de Asturias y Comunidad Foral de Navarra (-17,0% en ambos casos). 

En cuanto a Cataluña, la facturación de las empresas cayó un13%, en línea de la media nacional ya que se desplomó hasta un 13,9%.

Por sectores

En cuanto a sectores, la cifra de negocios en industria ha descendido, de media, un 5,1% en el último trimestre. La variación mensual de febrero a marzo, el incremento es significativo ya que se desplomó un -17%.

Por otra parte, el sector textil ha sido uno de los más dañados durante en marzo. En concreto, la facturación en las empresas de la moda se ha caído un 30%, mientras que la fabricación de vehículos en torno al 35%. Las compañías de refino de petróleo han dejado de facturar un 50% en el tercer mes de 2020.

La industria farmacéutica se dispara

La crisis del coronavirus provocó un aprovisionamiento sin precedentes de medicamentos en los hogares españoles, lo que se tradujo en un incremento de la facturación de productos farmacéuticos. En concreto, las empresas de este sector ingresaron un 17,4% más que en marzo del año anterior.

A su vez, la industria de la alimentación creció un 5,5% durante el mes de marzo, mientras que la industria de papel, debido al acopio de papel higiénico y servilletas durante las primeras semanas de confinamiento, creció un 5,3%.