Menú Buscar
Fábrica de Mini del grupo BMW en Reino Unido, que puede verse afectada por el Brexit / CG

Los fabricantes europeos de coches abren un frente común contra un Brexit duro

La industria advierte de un "cambio sísmico" si se restringe el libre comercio de vehículos entre Reino Unido y la UE

23.09.2019 11:35 h.
3 min

La industria europea del automóvil ha abierto un frente común contra la posible salida de que Reino Unido salga de la Unión Europea sin alcanzar un acuerdo previo. El sector avisa de que un Brexit duro generaría un “cambio sísmico” en el comercio de vehículos a través de “miles de millones de aranceles”.

La Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (ACEA), integrada por 23 organismos, entre ellos las españolas Anfac (Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones) y Sernauto (Asociación Española de Proveedores de Automoción), han advertido de que el fin del libre comercio con el Reino Unido provocaría pérdidas económicas por valor de 54.700 millones de euros, a los que se suman otros 5.700 millones en aranceles sobre turismos y furgonetas, que repercutirían en el aumento del precio de los coches.

Descartar un Brexit duro

En Europa se producen 19,1 millones de vehículos al año y 13,8 millones de personas trabajan para el sector de la automoción. En este sentido, el secretario general de ACEA, Erik Jonnaert, insta a que se descarte un Brexit sin acuerdo "lo antes posible" y que se implementen medidas de contingencia.

En la misma línea se ha expresado el vicepresidente ejecutivo de Anfac, Mario Armero, que ha recordado que el Reino Unido es uno de los principales mercados de exportación para España. Así, si el 31 de octubre se consumara el Brexit sin acuerdo, supondría un daño a la competitividad de las fábricas españolas.

"Afectará negativamente"

"El Brexit no es solo un problema británico, todos estamos preocupados por la industria de automoción europea. Ya sea como exportadores o como fabricantes, inevitablemente, nos afectará negativamente", ha afirmado el presidente de Comité de Constructores Franceses de Automóviles (CCFA), Christian Peugeot.

El presidente ejecutivo de la Sociedad de Fabricantes y Comerciantes de Automóviles de Reino Unido, Mike Hawes, ha reconocido que un Brexit duro tendría un "impacto inmediato y devastador" en la industria, socavando la competitividad y causando daños "irreversibles". "Los negociadores de Reino Unido y la UE tienen la responsabilidad de trabajar para llegar a un acuerdo", apunta.