Menú Buscar
Tres trabajadores en una fábrica de automóviles produciendo coches/ EFE

Los fabricantes de coches prevén una caída de las ventas en 2019

El sector asegura que se han perdido 30.000 matriculaciones en los cuatro primeros meses y señala un retroceso entre el 2% y el 3%

10.05.2019 13:38 h.
3 min

El sector de la automoción prevé que este 2019 sea un año negativo en cuanto a las ventas. La Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) asegura que en los primeros cuatro meses se han perdido 30.000 operaciones en el mercado de turismos y todoterrenos. De hecho, auguran un cierre del ejercicio con caídas de entre el 2% y el 3% con respecto a 2019.

El presidente de Anfac, José Vicente de los Mozos, ha puesto énfasis en la merma de las matriculaciones. Durante una rueda de prensa en el Automobile Barcelona, ha señalado que esto responde a la confusión que rodea al consumidor a causa de las restricciones al tráfico y la falta de infraestructura de recarga en los coches eléctricos.

Baja la confianza del consumidor

Según datos aportados por la asociación, a cierre de 2019 se espera que las entregas de vehículos desciendan hasta los 1,28 millones de unidades, frente a los 1,32 millones del año pasado. De los Mozos critica que la demanda se encuentre a la baja y señala como responsables el empeoramiento de los índices de confianza, la incertidumbre político económica y la confusión que sufren los clientes.

No obstante, la tendencia a la baja también se vive en países del entorno. En Alemania, industria líder del sector automovilístico en Europa, se ha registrado una disminución del 1,1% de las matriculaciones con respecto al año pasado, según datos de la Autoridad Federal del Transporte Motorizado (KBA). Asimismo, los datos también señalan un cierre negativo del primer cuatrimestre.

Menos producción

Las consecuencias más palpables de la bajada de producción de la industria del automóvil en España han tenido eco esta misma semana. Tras mes y medio de negociaciones, Nissan Motor Ibérica ha llegado a un acuerdo con los sindicatos para aprobar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afecta a 600 personas, el 40% de la plantilla de las plantas de la Zona Franca de Barcelona y Montcada.

La multinacional nipona registró un resultado neto de 25 millones de euros en España en 2018, frente a los 173 millones del año anterior. No obstante, el fabricante ha asegurado que mantendrá los empleos restantes a través de una planta de pintura que supondrá una inversión de 70 millones de euros.