Menú Buscar
Imagen de una de las casas de citas más conocida de Barcelona / CG

La F1 abarrotará los burdeles de Barcelona

Los prostíbulos de la ciudad esperan "aumentos de triple dígito" en el número de clientes durante el Gran Premio de España

09.05.2018 00:00 h.
3 min

A rebosar. La carrera del Mundial de F1 que aterrizará este domingo, 13 de mayo, en el Circuito de Barcelona-Cataluña abarrotará los burdeles de la capital catalana. Los prostíbulos esperan aumentos de clientes de "triple dígito" con el Gran Premio de España. Por ello, han llamado a todo su personal y a todas las trabajadoras del sexo disponibles.

"El día antes es fuerte. El día de la carrera, una locura. El día después, también es un no parar. Hablamos de un Mobile World Congress (MWC) concentrado en menos días", explican fuentes de una de las casas de placer de la zona alta de Barcelona. ¿Cómo se organizará esta casa de lenocinio? "Pues activando a todo el mundo. Trabajadores y trabajadoras al completo, y las chicas que quieran trabajar acudirán. Suelen venir todas", ha agregado la misma fuente.

Público, no personal de escuderías

Otro de los propietarios de un local icónico de la alta Diagonal aporta más información. "El trajín de clientes aumenta, como mínimo, un 50% antes y después del Gran Premio. Se trata de público que viene a presenciar la carrera y alarga su estancia en la ciudad para transformarla en una escapada de fin de semana", ilustra. ¿Quién acude, sobre todo? "Italianos y escandinavos, sin lugar a dudas. Esos son los clientes estrella", añade.

¿Se benefician los burdeles del personal que mueve el Gran Premio de España? "No, de ningún modo. Si alguien piensa que los prostíbulos reciben un alud de trabajadores en mono de trabajo o que acuden después de la carrera, se equivoca. No lo hacen: tienen estrictos contratos. Los que acuden son el público que viene a presenciar la carrera: grupos de amigos y demás".

Unos 90.000 espectadores

La carrera del Mundial de Fórmula 1 atraerá al trazado catalán a unos 90.000 espectadores. Su impacto económico es "incuantificable", según ha admitido a El Español el presidente del Circuit, Vicenç Aguilera, ya que otros 40 millones de personas lo siguen por televisión. De ese pastel, ¿qué porcentaje se llevan las casas de citas?

"No tanto como uno querría. El público que atrae la F1 es canalla pero no gamberro. No son hooligans: tienen cierto poder adquisitivo y les gusta llegar a los clubes de alterne con discreción, pero a lo grande. Durante estos días se agotan los Hummers y las limusinas. Quienes pueden contratarlas se llevan un pellizco. Y no es todo el mundo", ha concluido uno de los empresarios el sector.