Menú Buscar
Ada Colau, alcaldesa de Barcelona que acaba de adjudicar la transformación digital de la gerencia de Medio Ambiete a Everis y Nexus Geographics / AJ BCN

Everis y Nexus Geographics digitalizarán la gerencia de Medio Ambiente de Barcelona

La UTE que conforman, en la que también participa la firma Better, se hace con un contrato valorado en 5,4 millones que estará vigente hasta 2021

4 min

Everis y Nexus Geographics se han impuesto a otras cinco compañías en el concurso del Ayuntamiento de Barcelona para la gestión y el mantenimiento del servicio informático de la Gerencia de Ecología Urbana de la ciudad. Se encargarán de digitalizar todos los servicios que se gestionan. Un proceso que se enmarca en el plan de transformación del Instituto Municipal de Informática (IMI), el organismo licitador.

La concesión se abrió en febrero y levantó el interés del sector por sus características. El contrato estará vigente hasta mayo de 2021 y su valor estimado alcanza los 5,43 millones de euros. Es decir, transciende el actual mandato. La adjudicación se ha hecho por un importe de 3,38 millones, la mejor oferta desde el punto de vista económico.

Rivales en la concesión

La oferta se impone a la que habían presentado Capgemini, Informática El Corte Inglés, Sopra Steria y otra unión temporal de empresas (UTE) formada por Cast Info y la firma Opentrends. Además de Atos, la empresa bajo lupa por una presunta bajada temeraria de parte de la oferta económica, tal y como indica la mesa de contratación en su acta.

También habían pujado Altran Innovación e Indra. Los responsables municipales decidieron excluirlas de la licitación al considerar que presentaron “importes unitarios superiores” a los indicados en el pliego de condiciones del contrato. Cuestión que ha generado cierto malestar entre las tecnológicas, indican fuentes del sector.

Empresas a las que dará servicio

La UTE ganadora, que también incluye la empresa Better Consultats, deberá mejorar y mantener los sistemas informáticos que usan empresas como Barcelona Cicle de l’Aigua, que gestiona la red de cloacas de la localidad y las playas; Bimsa, que ejecuta las obras de infraestructuras; Bagursa, la promoción, gestión y ejecución de actividades urbanísticas; y los institutos de parques y jardines, urbanismo y el de paisaje y calidad de vida.

Además de la Agencia Local de Energía. Una empresa pública a la que el gobierno de Ada Colau quería dar más importancia en las nuevas políticas para contratar los servicios eléctricos con mayor presencia de renovables. Incluso creó otra compañía pública, Barcelona Energía, con el objetivo de ofrecer el servicio a los vecinos. Aún no se ha alcanzado.  

Cinco servicios

El contrato describe cómo se deberán encargar de cinco servicios distintos. Desde la gestión de incidencias con los usuarios a la atención de los cambios normativos, las actualizaciones tecnológicas y la actualización de las plataformas a nuevas necesidades municipales. Así como la comunicación y el control de las licencias de los productos, entre otras.

El plan de transformación digital en el que está inmerso el IMI se prolongará hasta 2020. En esta fecha, todos los servicios de Urbanismo, Medio Ambiente y Servicios Urbanos, Movilidad e Infraestructuras y Recursos y Control de Gestión deben estar adaptados a los nuevos requisitos marcados por la Unión Europea. Hecho que motiva gran parte de las 24 procesos de licitaciones públicas que el organismo tiene actualmente abiertos.