Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una de las sucursales de Caixabank de España en una imagen de archivo / Jose Manuel Bielsa (EP)

Europa abandona la atención presencial en banca mientras España dobla la tasa de sucursales

Las entidades españolas resisten ante la digitalización de los bancos con una de las redes más importantes del continente, con Caixabank a la cabeza

4 min

Mientras Europa avanza hacia la digitalización de la banca y reduce la cantidad de sedes físicas para que operen los clientes, España mantiene vivo el debate sobre la atención presencial en las oficinas para poner fin a la brecha digital que sufren, sobre todo, las personas mayores.

En nuestro país, las entidades resisten a hacer desaparecer el modelo presencial y tienen una de las redes de sucursales más importantes del continente, con Caixabank a la cabeza. Según los datos del Banco Mundial, España es el tercer país europeo con más oficinas por habitante, lo que redunda en una mayor capacidad para atender a los usuarios en las oficinas.

España dobla la media europea

El ritmo de decrecimiento de oficinas en España ha sido más elevado que en Europa, al bajar un 56% en los últimos años frente al 36% del continente. No obstante, hay que tener en cuenta que la banca española partía de un volumen de oficinas mayor.

Si la media europea es de 22,6 sucursales por cada 100.000 adultos, España dobla esta cifra con 45,5 oficinas de media. Los únicos países que la superan son Bulgaria y Luxemburgo, que apuestan por una digitalización más lenta, con 60 y 59 sucursales por cada 100.000 mayores de edad.

Caixabank tiene la red más extensa

 

Actualmente, Caixabank es la red más extensa del país, formada por 5.022 oficinas, según cifras del Banco de España. Esta es la entidad que está apostando en mayor medida por los entornos menos habitados, manteniendo prácticamente el 100% de su presencia en las poblaciones de más de 5.000 habitantes, lo que facilita la operativa bancaria.  

Seguidamente, aunque a mucha distancia, se encuentran las 1.916 sucursales de Banco Santander, las 1.895 de BBVA, las 1.376 de Unicaja y las 1.267 de Banco Sabadell, según datos a 31 de diciembre de 2021.

Cada vez menos usuarios en oficinas

La digitalización en el sector es una evidencia, como ya pasa en muchos otros ámbitos, algo que se ha acelerado a raíz de la pandemia. De hecho, un informe de la consultora Kearney sobre el sector en la era post-Covid apunta que la creciente adopción de la banca online ha hecho que el banco tradicional se vuelva menos relevante para los clientes. Por ello, asegura que el número de sucursales continuará decreciendo, pues los usuarios irán cada vez menos a las oficinas.

“Es probable que veamos el cierre de hasta 40.000 sucursales, el 25% de todas las de Europa en la actualidad, en los próximos tres años”, vaticina el informe. De todos modos, el estudio da por descontado que las oficinas físicas no desaparecerán, sino que deberán “adaptarse mejor a la nueva etapa de la banca minorista” y también habla de “una nueva era para la banca”.