Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de la Bolsa de Nueva York, con subidas con la posible salida de la crisis en forma de V / EP

La “euforia” de una salida de la crisis en V que dibuja Citigroup

El índice de Sorpresas Económicas lleva a los economistas a considerar que los datos son mejores de lo que se pensaba

7 min

Con extrema prudencia y siempre con la idea de que no se produzca un nuevo rebrote. El Gobierno español considera, sin embargo, que la recuperación ya se ha iniciado, y que los datos ilustran una salida antes de lo esperado. Con la cuestión de los ERTE en el centro de la mesa del diálogo social, la vicepresidenta del Ejecutivo y ministra de Economía, Nadia Calviño, recuerda que ya ha salido un millón de trabajadores de los 3,2 millones que se pudieron integrar en los expedientes temporales. Pero hay otro índice que los economistas destacan y que avanza una salida en V: es la “euforia” que ha desatado el índice de Sorpresas Económicas del Citigroup.

Se trata de una “V casi inmejorable”, en palabras del analista de inversiones Juan Ignacio Crespo, que destaca esa "euforia" en los mercados por el gráfico que dibuja Citigroup. Crespo analiza y cruza los distintos índices de los mercados, y los compara con recesiones o crisis anteriores. Lo que señala el llamado Índice de Sorpresas Económicas de Citigroup es un crecimiento de la economía, partiendo de la realidad de Estados Unidos, muy por encima de lo que los analistas han pronosticado.

Del 30 abril hasta ahora

¿En qué se basa ese índice? Ha pasado de una posición en negativo, -144,6 en el peor momento económico, el 30 de abril, al 119,3 en positivo, marcado este miércoles, como muestran los dos gráficos --el segundo es una ampliación-- que se añaden a continuación.

CITIGROUP 1  unnamed
El índice de Citigroup, en relación al índice de S&P 500 / JIC

Lo que hace Citigroup es medir la diferencia que existe entre las expectativas de los economistas --los propios organismos institucionales e internacionales-- respecto a los datos macroeconómicos con los que, efectivamente, se publican como oficiales. Si el índice es alcista señala que esos datos publicados están por encima de las expectativas, de lo que se había pensado inicialmente y lo que habían marcado los propios mercados. Si es bajista, implica lo contrario, y que, por tanto, las cosas estarían mucho peor.

CITIGROUP 2  unnamed
La V se percibe nítida en el índice de Citigroup en la evolución de los dos últimos meses / JIC

Para Crespo, matemático de formación, que interpreta el cruce de datos y gráficos como pocos expertos en España, lo que aparece ahora es ilustrativo: “Sólo en otros momentos muy delicados se han observado recuperaciones que, por su espectacularidad, pudieran competir con ésta --aunque no superarla--. Una fue en marzo de 2011, con la economía de Estados Unidos jugando con entrar en una segunda recesión, y la otra entre diciembre de 2008 y mayo de 2009, cuando la economía de Estados Unidos iba camino de superar la recesión que se había iniciado en diciembre de 2007”.

El efecto tractor de Estados Unidos

Sin embargo, a juicio de Crespo, “en ninguno de estos dos casos, ni en un tercero que se produjo en 2017, cuando se terminó la gasolina monetaria que había evitado la recesión en ese mismo año, la recuperación había sido tan amplia ni tan vertical”. El índice se compara con los cambios que experimenta el S&P 500, que es la referencia de los mercados. Para este economista esa V que ha marcado Citigroup con su particular índice es muy ilustrativo: “Está ocurriendo en Estados Unidos, pero hay que tener en cuenta su efecto tractor en la economía global, como lo es China, que también ha comenzado a recuperar posiciones”, señala Crespo a Crónica Global.

Pero, ¿cómo se puede corroborar? ¿Con qué magnitudes? Una referencia importante es el Índice Báltico Seco, que el miércoles marcó una subida del 18,21%. ¿A qué se pudo deber? Crespo señala que existe “una fuerte demanda, procedente de los altos hornos de China, de mineral de hierro” y que, por tanto, la progresiva apertura de las economías de todos los países “está detrás de esta subida”. Es decir, China está haciendo “lo que sabe hacer” y ha vuelto a acelerar el sector de la construcción.

En manos ahora de los gobiernos

Aunque el desarrollo posterior de las economías no pueda ser tan rápido como anticipan esos indicadores y dependerá de muchos factores --la celeridad de los gobiernos en tomar medidas para que no mueran determinados sectores, y ello incide en el caso de España en la prórroga o no de los ERTE-- lo que los mercados internacionales muestran es una reactivación en toda regla: “Ha habido un parón, y cuando eso sucede tiene cierta lógica que los datos económicos sean mucho peor de lo esperado, pero cuando se reinicia la actividad, los datos reales también superan mucho lo esperado”, asegura Juan Ignacio Crespo, que añade dos cuestiones: “Lo más probable es que la recuperación económica de Estados Unidos continúe a buena marcha, y que las bolsas mantengan una tendencia alcista”.

Claro que no son cuestiones deterministas y los gobiernos de cada país podrían acelerar esa tendencia o paralizarla, y siempre que no se produzcan brotes del Covid-19 que no se puedan controlar por las autoridades sanitarias. En todo caso, la V ya ha hecho un claro acto de presencia.