Menú Buscar
Un hombre empezando a teletrabajar desde casa / UNSPLASH - LUKE PETERS

Un estudio de Caixabank sostiene que uno de cada tres empleados podría teletrabajar

Solo un 8% de los ocupados en España tenían la posibilidad de trabajar desde su domicilio en 2019

3 min

El 32,6% de los empleados en España, es decir, uno de cada tres, podría trabajar desde casa, según un informe de CaixaBank Research. La entidad sostiene que, desde que se empezaron a implantar medidas de confinamiento, España se ha situado "muy cerca" del potencial máximo. 

El informe, titulado El Covid-19 da un empujón al teletrabajo, sostiene que ese 32,6% de los españoles "podría potencialmente" llevar a cabo su trabajo en remoto. En 2019, solo un 8% de los ocupados en España tenían la posibilidad de teletrabajar, ya fuera habitualmente o de forma ocasional. La media de la Unión Europea, sin embargo, se sitúa en el 16,1%. 

Sexo, edad y nivel educativo

Las economías líderes en teletrabajo en la eurozona son los Países Bajos (37,1%) y Luxemburgo (33,1%). El estudio de Caixabank recurre a una metodología elaborada por dos investigadores de la Universidad de Chicago (Jonathan I. Dingel y Brent Neiman) sobre el potencial de teletrabajo de cada profesión, que estima que un 37% de los empleados de EEUU puede teletrabajar, y la aplica a los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA).

El resultado es que, "en general, el potencial de trabajar desde el domicilio es algo superior para las mujeres --aunque no detalla exactamente en cuántos puntos más que los hombres-- y aumenta con la edad y el nivel educativo". Es decir, las personas con grados universitarios y superiores tienen un 51% de potencial de hacer teletrabajo, mientras que ese porcentaje se reduce hasta el 11% en el caso los que tienen estudios inferiores al bachillerato.

Impacto económico

Las diferencias entre los países se explican por la disparidad en las composición sectorial de sus economías, de forma que "las economías con mayor peso de servicios de valor añadido, como la información, las comunicaciones o los servicios financieros, presentan un mayor potencial de teletrabajo que los países donde prevalecen sectores como la construcción o el comercio minorista", recuerda el informe.

En esta línea, el estudio relaciona el potencial para el teletrabajo con el posible impacto económico de la pandemia, y cruzando previsiones económicas hechas en octubre de 2019 con otras de abril de 2020 concluye que "los países con una alta capacidad para el teletrabajo parecen ser los que se verán menos afectados por el shock del coronavirus".