Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Contenedores agrupados en un puerto / CG

Los estibadores de Barcelona, desbordados de trabajo

Los empleados hacen frente a cifras de récord del transporte de mercancías en el puerto de la capital catalana pendientes de la negociación de un nuevo acuerdo marco

4 min

El 30 de septiembre es la fecha establecida para tener un nuevo acuerdo marco en la estiba. Aunque las reuniones oficiales entre sindicatos y la patronal, Anesco, todavía no han empezado, los “contactos” entre las partes no ha parado en todo el verano, según fuentes cercanas. Todo esto, pasa mientras los puertos catalanes registran cifras de transporte de mercancías de récord.

En Barcelona, en concreto, los estibadores no dan abasto. El volumen de trabajo ha subido mucho, según los propios empleados. La situación en los puertos de todo el país se ha suavizado: el fin del conflicto dejó paso a un verano tranquilo y sin incidencias. La negociación para llegar a un entente para el quinto acuerdo marco del sector.

Estibadores operando entre contenedores / CG

Estibadores operando entre contenedores

Jubilaciones anticipadas vs nuevos estibadores

Lejos de verse afectado por las huelgas y la inestabilidad, el puerto de la capital catalana ha marcado en el primer semestre de 2017 un récord histórico de transporte de mercancías, con 28,6 millones de toneladas en total, lo que supone un aumento de un 18% con respecto al mismo periodo del año anterior. Los estibadores lo han notado con un incremento de la carga de trabajo.

Durante el conflicto se habló de jubilaciones anticipadas de los trabajadores que cargan y descargan los buques. “Durante el verano hemos tenido que tirar de nuestros compañeros del grupo cero”, aseguran fuentes sindicales. Se trata de una especie de aprendices, entre 100 y 200 sólo en el puerto de Barcelona, que suelen desempeñar tareas como preparar las cargas, descargar trenes, etc.

Un contenedor de Cosco, una de las grandes empresas del sector, en una terminal de estiba en un puerto español / EFE

Un contenedor de Cosco, una de las grandes empresas del sector, en una terminal de estiba en un puerto español / EFE

La nueva Anesco

La negociación del nuevo acuerdo marco, que establecerá las condiciones laborales de los estibadores en los próximos años, coincide también con cambios en Anesco. La patronal perdió a mediados de junio parte de su representación. Si antes era casi del 100%, ahora ha bajado a un 70%. “Perdimos las empresas consignatarias [las que representan los intereses de las navieras], y algunas compañías de estiba pequeñas”, indican fuentes de la patronal.

Sin embargo, los estibadores consideran que el cambio ha beneficiado, en parte, a Anesco. “Ahora, van todos a una; antes, la división entre empresas asociadas era evidente”, explican. Aunque los rumores apuntan a una nueva asociación surgida de las empresas que salieron, todavía no hay ninguna confirmación oficial. Sea como sea, Anesco será la encargada de negociar el nuevo acuerdo marco.

Éste reproducirá, simplemente, el acuerdo alcanzado en junio. En él, las compañías accedieron a la subrogación de los más de 6.000 estibadores, la línea roja que habían marcado los trabajadores desde que empezó el conflicto. A cambio, las empresas consiguieron la desconvocatoria de las huelgas y de un verano tranquilo hasta la vuelta a las negociaciones. 

Destacadas en Business