Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La empresaria Esther Koplowitz

Traspaso de acciones de FCC entre Esther Koplowitz y Carlos Slim

La hija del fundador del grupo reduce su participación hasta el 4,6% para librarse de la deuda que mantenía con el empresario mexicano

3 min

Cerca de una séptima parte de las acciones de Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) cambia de manos. Esther Koplowitz, hija del fundador del grupo constructor de infraestructuras español, ha reducido su participación en la compañía del 20% que controlaba hasta ahora al 4,6%. Ha cedido ese 15,4% restante a Carlos Slim, empresario mexicano y accionista mayoritario de FCC.

Este traspaso de capital ha saldado la deuda que Koplowitz mantenía con Slim --de unos 843,4 millones de euros-- y que venció el pasado mes de abril, según informó la compañía. El magnate se convirtió en acreedor de Koplowitz al hacerse con el adeudo que ésta había contraído con dos entidades bancarias, en 2017.

Silm controla el 76% de FCC

Slim revitalizó las cuentas de FCC en 2015, en plena crisis económica, con una inyección de liquidez de 1.709 millones, lo que le convirtió en accionista mayoritario. Hasta ahora, controlaba el 61,1% de las acciones de la constructora, porcentaje que ahora se eleva al 76,6 tras la cesión de 60,54 millones de acciones por parte de Esther Koplowitz. El valor de este paquete accionarial es de 524,9 millones, con lo que queda así "totalmente cancelada".

El magnate deja abierta la puerta a que la accionista pueda recuperar parte de su participación perdida, dado que "está valorando" otorgarle una opción de compra del 5% del grupo.

Koplowitz seguirá como consejera

A pesar de la reducción del control de capital, la empresaria madrileña seguirá manteniendo sus actuales funciones en el consejo de administración de FCC. Es vicepresidenta primera de este órgano --en representación de Samede Inversiones 2010 S.L.U.--, cuya presidencia la ejerce su hija mayor, Esther Alcocer Koplowitz.

Slim refuerza su posición de control tras culminar la reestructuración que ha llevado a cabo en la compañía y que "ha dotado al grupo de una sólida posición financiera, operativa y de estructura", tal como aseveró el consejero delegado de FCC, Pablo Colio. Un saneamiento que, ahora, deberá afrontar los retos de la crisis provocada por la pandemia.