Menú Buscar
Interior de la Bolsa de Madrid, con las pantallas del Ibex en primer plano / EP

El estado de alarma frena el subidón del Ibex 35 aunque cierra en positivo con un 3,7%

El selectivo español llegó a subir más de un 11% durante la sesión del viernes aunque más tarde perdió fuelle

3 min

Volatilidad. Otra vez. Así ha terminado esta semana el Ibex 35 en una jornada que amenazó con ser histórica. Esta vez en positivo. Tras la debacle del jueves, el selectivo español ha cerrado con un rebote del 3,7% y se marcha hasta los 6.629 puntos, poniendo algo de optimismo de cara a la semana que viene. 

No obstante, la sesión pudo ser inmejorable. Antes de mediodía, el Ibex 35 subía hasta un 11% y amenazaba con ser la segunda mejor sesión histórica, algo que cambió por completo una vez que Pedro Sánchez decretase el estado de alarma. A partir de ese momento, el selectivo español entró en terreno bajista aunque aguantó el tipo.

El bono, en históricos

Así, el parqué español ha cerrado la semana con un -16% tras el batacazo del jueves en el que el Ibex 35 cayó un 14%.

Por otra parte, el rendimiento exigido en el mercado secundario al bono español con vencimiento a diez años registró esta jornada un incremento de cerca del 25%, hasta situarse en el 0,584%, lo que supone su mayor nivel desde junio del año pasado.

Wall Street, en verde

Wall Street también ha echado el freno. Estados Unidos mantiene el positivo y sube alrededor del 1,5% aunque lejos del 5% que anticiparon sus futuros. Donald Trump también decretará el estado de alerta en una rueda de prensa.

El Bitcoin en caída libre

En cuanto al petróleo, materia prima que originó el tsunami en la renta variable el pasado lunes, ha perdido cerca de medio punto y el barril de petróleo Brent se queda en los 33 dólares, mientras que el WTI perdió un 0,5%.

El oro perdió terreno debido al optimismo en los mercados y cedió a cierre de mercado un 4% y la onza del metal precioso retrocede hasta los 1.528 dólares. 

El Bitcoin ha caído estrepitosamente esta jornada del viernes y su valor ha menguado un 30% y se desploma hasta mínimos de 2017. La unidad de la criptodivisa se queda en los 5.270 euros.