Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una de las pistas de esquí de Andorra / GRANDVALIRA

La estación de esquí Pal Arinsal se integra en Grandvalira Resorts

El Gobierno andorrano ha unificado, de esta forma, su oferta de nieve y ocio de montaña y suma 303 kilómetros de pistas

3 min

Andorra unifica sus pistas de esquí. El gobierno del Principado ha integrado la estación de Pal Arinsal (en La Massana) en Grandvalira Resorts. Esta operación se hará efectiva a partir de la temporada de nieve de 2022-2023, tras el acuerdo suscrito este martes.

El jefe del Govern de Andorra, Xavier Espot, ha explicado que es una de las mejores noticias “en los últimos tiempos” para el Principado y para su turismo. El pequeño país de los Pirineos espera así, reforzarse como destino de nieve.

Xavier Espot, jefe del Gobierno de Andorra / EP
Xavier Espot, jefe del Gobierno de Andorra / EP

Estrategia de nieve

“Todas las sociedades explotadoras de los campos de nieve” tiene y deben mantener “una estrategia conjunta y de país”, ha remarcado Espot. Con ello, el acuerdo unifica la oferta de Andorra como país de nieve y de ocio en la montaña durante todo el año. Esto supone sumar 303 kilómetros de pistas para deportes de invierno.

El objetivo de Grandvalira Resorts y del Ejecutivo andorrano es situarse entre los primeros destinos europeos en oferta de superficie esquiable. De hecho, los forfaits ya fueron válidos tanto en las famosas pistas andorranas como en Ordino Arcalís. En la próxima temporada, además se comercializarán pases multidía que combinarán días de esquí entre esta estación y Pal Arinsal.

Varias personas bajan una de las pistas de la estación de esquí de Grandvalira / EP
Varias personas bajan una de las pistas de la estación de esquí de Grandvalira / EP

Bases de futuro de la nieve en Andorra

El presidente del consejo de administración de Grandvalira, Francesc Camp, ha explicado que el acuerdo sienta las bases de futuro de la nieve en Andorra. “Un sector cada vez más competitivo a nivel internacional que, después de la pandemia, se ha vuelto aún más agresivo”, ha añadido.

Este acuerdo de integración comenzó en Andorra con la creación de Nevasa en 2003 y continuó en 2018 con la integración de Ordino Arcalís en Grandvalira. Todo ello pretende ser un estimulo para la economía del pequeño Estado pirenaico y refuerce el sector, tal y como ha expresado el consejero ehecutivo y director general de Crèdit Andorrà, Xavier Cornella, para “afrontar los retos en el ámbito de la sostenibilidad  y el cambio climático”.