Menú Buscar
Susana Monje, vicepresidenta económica del Barça y presidenta de Essentium / FOTOMONTAJE DE CG

Essentium: la vicepresidenta económica del Barça se compromete a pagar a sus trabajadores

El grupo ejecuta las primeras desinversiones que reclama la banca en el proceso de reestructuración de deuda, que aún está abierto

3 min

La dirección del grupo Essentium, la compañía que preside la responsable económica del Barça, Susana Monje, ha anunciado que liquidará buena parte de la deuda que ha dejado contra las cuerdas a la plantilla como muy tarde a principios de noviembre. Los portavoces del grupo indican que se dan un par o tres de semanas para ponerse casi al día con los pagos y resolver el conflicto laboral.

Quedará viva una nómina pendiente de pago que esperan poderla atender con la próxima entrada de efectivo en la caja. La falta de negocio en España por la crisis que aún atraviesa la construcción ha perpetuado las tensiones de tesorería en el grupo, añaden los mismos interlocutores.

Plan de reestructuración

La situación de Essentium es aún compleja. Se ha cubierto parte de la deuda con la plantilla con adelantos de nuevos proyectos que han conseguido las filiales internacionales y porque se han completado las primeras desinversiones que la banca acreedora reclamaba en la negociación del plan de reestructuración de la deuda.

Pero el proceso aún no se ha completado. Las entidades esperan a que el grupo suelte más lastre y cubra los primeros agujeros con la venta de negocios que no son core.

Los problemas del grupo se concentran en la constructora Assignia. Arrastra un pasivo cercano a los 125 millones de euros a un pool de entidades liderado por Bankia, con casi el 25% del pasivo, seguido de Targobank (20%), Banco Santander (18%) y Caixabank (10%). Es complicado que se pueda digerir sin aplicar quitas y está en el aire saber si tendrá algún impacto laboral, señalan fuentes cercanas a la negociación. El proceso está tutelado por los gestores independientes de Noraction

La plantilla lamenta la falta de comunicación

Los trabajadores indican que los primeros en recibir los pagos fueron los que tenían las retribuciones más bajas. Lamentan, asimismo, que el cambio en la política de retribuciones no haya propiciado también una mejora en la comunicación entre la empresa y la plantilla. Se quejan de que han pedido en varias ocasiones a la dirección y a Noraction información sobre la desinversión y el pago de las nóminas y han recibido a cambio silencio administrativo. 

Han desconvocado la huelga que han mantenido desde finales de septiembre, aunque mantienen la convocatoria de una manifestación el próximo miércoles por la tarde en Sol.