Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Carlos Torretta, esposo de la nueva presidenta de Inditex, Marta Ortega / EP

El esposo de Marta Ortega invierte 25.000 euros en una desplomada Inditex

Carlos Torretta adquirió a comienzos de esta semana dos pequeños paquetes de acciones, tres días después de que su mujer tomara el relevo de Pablo Isla en la presidencia

3 min

Carlos Torretta, actual esposo de la nueva presidenta de Inditex, Marta Ortega, adquirió a comienzos de semana dos pequeños paquetes de acciones de la compañía en los que invirtió cerca de 25.000 euros. La empresa fundada y controlada por Amancio Ortega, padre de Marta, sufre en la actualidad un severo castigo bursátil que le lleva a cotizar en sus mínimos de los últimos ocho años. 

Las compras se llevaron a cabo el pasado lunes y totalizaron 1.240 títulos, con un precio medio de 19,75 euros, muy similar al que refleja en la sesión de este miércoles.

Primera comunicación

Se trata de la primera comunicación de una operación de este tipo a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) del entorno vinculado a Marta Ortega desde que el pasado 1 de abril tomara oficialmente el relevo de Pablo Isla en la presidencia de la compañía, aunque en su caso con carácter no ejecutivo. 

Precisamente, el anuncio de este cambio en la cúpula de la empresa, que se une al nombramiento de Óscar García Maceiras como consejero delegado, fue el inicio de la caída de las acciones de Inditex, ante la incertidumbre que generó entre los inversores el adiós de Isla, considerado como uno de los mejores ejecutivos del mundo, tras 17 años en la empresa. 

El impacto de la guerra

Pero además, Inditex es uno de los valores más impactados por la guerra desatada a raíz de la invasión rusa de Ucrania ya que el grupo se vio obligado a suspender su actividad en Rusia, que constituye su segundo mayor mercado tras España, con una aportación al resultado operativo de algo más del 8%. 

De hecho, la compañía es la más penalizada del Ibex 35 desde el inicio de 2022, con un desplome acumulado que roza el 31%, hasta el punto de que la pasada semana dijo adiós a diez años de reinado como empresa de mayor capitalización bursátil del selectivo, en favor de Iberdrola