Menú Buscar
El encarecimiento de la cesta de la compra ha propiciado que los españoles se vuelvan más hogareños / EP

Los españoles gastaron un 2,4% más en la cesta de la compra en 2019

La previsión para este año es que se encarezca el 1,6% aunque haya una desaceleración

5 min

El mercado de gran consumo creció un 2,4% en España en 2019, hasta alcanzar una facturación total de 89.000 millones de euros, impulsado por un contexto de alza de los precios en el sector en torno al 2,7%, según los datos del informe Tendencias del Consumidor 2020, elaborado por Nielsen.

El incremento de los precios se ha registrado sobre todo en los frescos, que representan uno de cada tres euros del gasto total de la cesta de la compra. La subida ha tenido su impacto en la evolución de la demanda, ya que los españoles compraron un 0,3% menos de cantidad de productos.

Crecimiento del 1,6% este año

El estudio de Nielsen muestra que los españoles pagaron un 1,8% más por los productos respecto a 2018. Sin embargo, la inflación apenas supone el 0,2% y el 1,6% restante se debe a que se adquieren productos de la cesta de la compra más caros.

La previsión para 2020, según la consultora, es que la cesta de la compra, que va ligada a los datos del PIB, crezca el 1,6% aunque haya una desaceleración. Un crecimiento que prevén que venga impulsado por factores experienciales y emocionales y que se resumen en el cocooning (tendencia a salir menos), la proximidad y la deslealtad.

Frescos más caros

El informe muestra, sin embargo, el encarecimiento de algunas partidas de frescos sobre todo de verdura, fruta, pescados y mariscos, que también subieron en torno al 3%. Por su parte, los huevos costaron un 1,5% más, mientras que el pan fue un poco más caro, con una subida del 2,2%.

Con respecto a los frescos que más han elevado sus precios el pasado ejercicio destacan las verduras (+12%) y frutas (+3,6%). "El precio es muy elevado", ha opinado al respecto la especialista de este segmento de Nielsen, Celia Rodríguez, que ha destacado que han subido productos básicos como las patatas, las cebollas y las judías.

La planta en Abrera de Mercadona, líder de la distribución alimentaria en España / MERCADONA
La planta en Abrera de Mercadona, líder de la distribución alimentaria en España / MERCADONA 

Mercadona es líder

Por cadenas, Mercadona lidera la clasificación de la distribución con una cuota de mercado del 26,8%, tras crecer un 0,6 puntos porcentuales. Tras la cadena española se sitúan Carrefour (7,1%), Dia (5,9%), que cae 0,7 puntos porcentuales; Eroski (4,8%), Lidl, que crece un 0,5 p.p., hasta los 4,5%; Auchan (3,3%), El Corte Inglés (2,3%) y los supermercados regionales con el 21% de la cuota.

Por otro lado, el informe de Nielsen muestra el cambio que se está produciendo en los hogares españoles, que son cada vez más pequeños y al reducirse la estructura familiar, se opta por realizar más compras de proximidad y aprovisionar menos en casa. De esta forma, la cesta de la compra es más pequeña, pero con más visitas a los establecimientos.

Cada vez más hogareños

Con respecto a la hostelería, el volumen de ventas de bebidas cae un 0,5% debido al cierre de establecimientos (2.000 locales), sobre todo por los café-bar (-1%), los que más caen junto con los nocturnos (-4%). El informe muestra que el cierre de los café-bar se concentran en la España vaciada. "Es efecto del movimiento hacia las grandes ciudades", ha señalado la experta de Nielsen.

El informe muestra, por otro lado, que los españoles se han vuelto cada vez más caseros y apuestan por salir menos y realizar los consumos en casa. Así, tres veces al mes se pide comida a domicilio a plataformas como Deliveroo o Glovo y el 2,5 veces se compra comida preparada en supermercados e hipermercados.

En busca de la proximidad

Los consumidores también demandan cada vez más la proximidad. El 55% asegura que tiene menos tiempo que antes y eso se traduce en valorar la rapidez en la compra. Así, prácticamente tres de cada cuatro euros del gran consumo salen de un supermercado, el más dinámico es la estación de servicio.

El informe señala también que los consumidores se han vuelto infieles, ya que la mitad de ellos están dispuestos a probar nuevas marcas, mientras que solo un 8% es siempre fiel a su marca o tienda habitual.