Menú Buscar
Turistas en la Plaza Mayor de Madrid. Modelo turístico de España / EFE

España readapta su modelo turístico para mantener su competitividad

El superávit del sector alcanzó los 27.537 millones hasta julio en nuestro país, que mantiene su apuesta por la calidad y no por la cantidad

04.10.2019 00:00 h.
15 min

El sector turístico español, tradicional fuente de ingresos desde hace décadas, está atravesando un momento dulce pese a las dificultades que conllevan circunstancias como la aplicación del Brexit o la reciente quiebra de Thomas Cook, que sin duda acarrea un roto destacable en nuestro país.

A pesar de todo, el sector de turismo y viajes alcanzó un superávit de 27.537 millones de euros en los siete primeros meses del año, lo que supone un 0,4% más respecto al mismo periodo de 2018. En millones de euros, serían 105 más que el pasado año, según los datos de la balanza de pagos del Banco de España. Nuestro país ingresó gracias al turismo 40.134 millones de euros de enero a julio, lo que supone un incremento del 3,6% y una mejora de 1.392 millones de euros, derivados del gasto turístico extranjero que revierte a España, y de unos pagos de los españoles al exterior de 12.597 millones, un 11,4% más.

Turistas en la Plaza Mayor de Madrid / EFE
Turistas en la Plaza Mayor de Madrid / EFE

En julio, el saldo del turismo en la balanza de pagos del Banco de España era de 6.268 millones de euros, un 1,4% menos. Un descenso que se produjo tras incrementos del 4,9% de marzo y del 4,6% de abril. En cualquier caso, España superó los 48 millones de turistas internacionales (+1,9%) de enero a julio, que serían 58 en agosto con un incremento del 1,5%, según datos de la Encuesta de Movimientos Turísticos en Frontera (Frontur), con un gasto de éstos de 52.360 millones de euros (+3,3%), según Egatur, y siempre matizando que los ingresos por turismo reflejados en la balanza de pagos se refieren al gasto de los turistas extranjeros que revierte a España y no incluyen, por lo tanto, el gasto realizado en el origen, y por ello difieren.

Gasto medio

El gasto medio por turista en el séptimo mes del año fue de 1.212 euros por persona, con un repunte anual del 3,4%, mientras que el gasto medio diario creció un 4,9%, hasta los 150 euros. En cuanto a los hoteles españoles, registraron 42,6 millones de pernoctaciones el pasado mes de julio, lo que supone un 2,2% menos que en el mismo mes de 2017, según datos del INE. Las de los residentes descendieron un 1,1% y las de los no residentes disminuyeron un 2,7%. Durante los siete primeros meses de 2018 las pernoctaciones disminuyeron un 0,7% respecto al mismo periodo del año anterior.

Pese a los altibajos del sector a nivel internacional, las cifras de los siete primeros meses han continuado en el tercer trimestre, periodo en el que hasta 29,6 millones de turistas visitaron España, un 1,7% más que el año anterior, con un gasto estimado de 33.908 millones de euros, con un incremento del 3,2%.

Empleados del Gobierno británico ayudan a pasajeros afectados por la quiebra de Thomas Cook / EFE
Empleados del Gobierno británico ayudan a pasajeros afectados por la quiebra de Thomas Cook / EFE

A vueltas con Thomas Cook

La quiebra de gigante turístico británico Thomas Cook, que se anunció el 23 de septiembre, ha complicado extraordinariamente el otoño a muchos hoteles y empresas españolas dependientes del operador británico, siendo Canarias y Baleares las Comunidades Autónomas más afectadas por el hundimiento del coloso de los viajes del Reino Unido. Por el momento, dicha quiebra ha propiciado el cierre "inmediato" de 500 hoteles en España, según la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat).

El Gobierno en funciones ha preparado un plan de trece puntos, anunciado por la ministra de Industria, Comercio y Turismo en funciones, Reyes Maroto, para dar una respuesta global a la quiebra del turoperador británico, que tendrán un impacto económico de unos 300 millones de euros. Este conjunto de medidas, ya aplaudido por la comunidad más afectada, Canarias, se aprobarán el 11 de octubre en un Real Decreto Ley con carácter de urgencia. Al margen de este plan, el Ejecutivo canario prevé poner en marcha algunas medidas propias, como el aplazamiento del IGIC a las empresas afectadas, así como el aplazamiento temporal de la llamada tasa turística, incluida en el pacto de gobierno suscrito por PSOE, NC, Podemos y ASG. El Gobierno de España calcula que la quiebra de Thomas Cook podría afectar a unas 1.000 empresas o autónomos en nuestro país, de las cuales 600 son empresas hoteleras.

De enero a agosto, y con la quiebra de Thomas Cook aún en el horizonte, el Reino Unido, con 12,65 millones de turistas, se mantuvo como el primer mercado emisor, con un 1,8% menos de visitantes respecto al mismo periodo de 2018. Le siguió Francia, con 8,1 millones de turistas y un descenso del 2,1%, y Alemania, con 7,7 millones de visitantes, prácticamente los mismos que en igual periodo de 2018.

En buena línea

El pasado año 2018, el superávit turístico en España fue de 40.455 millones de euros, un 0,3% menos, en un año en el que el turismo sufrió un frenazo al crecer por primera vez en una década menos que el PIB. No se producía un descenso del saldo turístico desde 2015, cuando también cayó un 0,3%, tras las subidas del 9% en 2017 y del 5,3% en 2016.

Pese a todo, la actividad turística en España cerró 2018 con un aumento del 2%, encadenando nueve años consecutivos de crecimiento y superando de nuevo la barrera de los 60.000 millones de euros en ingresos por turismo (62.498 millones de euros), con un aumento del 3,7% por la demanda extranjera.

Colaboración público-privada

España ha decidido apostar por el turismo de calidad en lugar del de cantidad. Es decir, una apuesta por la excelencia y los productos de calidad para atraer a turistas que valoran eso por encima del turismo barato. En este sentido, las colaboraciones entre los sectores público y privado han sido fundamentales y deberán seguir siendo a medio y largo plazo, ya que ése es el objetivo marcado para conservar y aumentar el mayor activo del país.

Esta colaboración de ambos sectores se plasma en las distintas comunidades autónomas, y este jueves lo ha mencionado igualmente el presidente del Gremi d'Hotels de Barcelona, Jordi Mestre, que además de incidir en esa necesaria colaboración entre ambos sectores, ha arremetido contra una posible subida de la tasa turística en la ciudad, y ha recordado igualmente una premisa ya clara a nivel nacional: que se debe apostar por mejorar la calidad del turismo, y no tanto por incrementar los visitantes, algo que a su juicio está dejando de ocurrir en Barcelona.

Buenos datos hoteleros de Barcelona

El Gremi d'Hotels de Barcelona ha destacado la mejora de los datos del sector respecto al año anterior, tras registrar un incremento del 5% del precio medio y la facturación en los meses de julio y agosto. De enero a agosto, la ocupación en los establecimientos hoteleros de Barcelona fue del 83,8%, lo que supone un 2,9% más respecto al mismo periodo del año pasado.

El precio medio se ha situado en 140,93 euros, un 4,5% más que en 2018, y la facturación en 118,14 euros, un 7,5% superior.

La basílica de la Sagrada Familia, uno de los puntos más visitados de Barcelona / EFE
La basílica de la Sagrada Familia, uno de los puntos más visitados de Barcelona / EFE

Cataluña, primer destino de España

Cataluña es el primer destino principal de los turistas extranjeros llegados a España, con 13,6 millones de visitantes, un 0,7% más que en los ocho primeros meses de 2018. A continuación figuran Baleares, con 10,1 millones (-0,2%) y Canarias, con más de 8,6 millones de turistas (-3,7%). La vía aérea dio entrada al mayor número de turistas en agosto, con más de 7,5 millones, lo que supone un aumento anual del 1,1%.

De enero a agosto, el Reino Unido, con 12,6 millones de turistas, se mantuvo como el primer mercado emisor con un descenso del 1,8% respecto al mismo periodo de 2018. Le siguió Alemania con 7,7 millones de turistas (sin variación), y Francia, con 8,1 millones de visitantes (-2,1%). En el resto de países destacan los descensos protagonizados por países nórdicos (-7,2%), frente a los aumentos de Rusia (+9%) y Estados Unidos (+13,6%)

La Comunidad Valenciana, líder en agosto

En ese marco de buenos datos del sector turístico, la Comunidad Valenciana se convirtió en agosto en líder de la subida de turistas internacionales, superando el 8% de aumento.

Esta región mediterránea registró en agosto un total de 1.271.169 turistas internacionales, lo que supone un 8,1% más respecto al agosto del ejercicio anterior, según la encuesta Frontur-Egatur hecha pública por el INE. Se trata "del mayor incremento registrado entre los principales destinos turísticos nacionales".

Imagen de la playa de Las Arenas de Valencia llena de bañistas. Turismo / EFE
Imagen de la playa de Las Arenas de Valencia llena de bañistas / EFE

Reorientación del modelo turístico

Al margen de lo que marca desde 2006 el Plan de Turismo Español Horizonte 2020, donde figuran una serie de pautas a desarrollar que sirven de guía a las diferentes administraciones y entidades con competencias en este campo, las distintas comunidades autónomas también llevan a cabo acciones enfocadas a la mejora de la competitividad y a alcanzar objetivos, aunque suelen centrarse más en el turismo interior que en el extranjero.

En un contexto de reorientación del modelo turístico, los planes de excelencia turística han constituido una de las iniciativas más destacadas dentro de la política turística española, ya que han planteado diversas actuaciones encaminadas a mejorar la calidad de los destinos turísticos consolidados. España ha iniciado un proceso que pretende atraer a un turismo de calidad por encima del de cantidad, y en este reto es de vital importancia también la inversión privada, como hemos visto. La rentabilidad del sector sigue creciendo aunque más despacio.

Esfuerzos

El sector turístico español ha realizado grandes inversiones para incrementar la calidad de lo que ofrece y competir así en mejores circunstancias con otros destinos al alza, especialmente del Mediterráneo. En los últimos cinco años, el sector privado ha invertido 13.669 millones en el sector hotelero, que está sufriendo una amplia transformación para modernizarse y hacer más atractiva su oferta, ya que los turistas extranjeros ya no solo demandan destinos de sol y playa, como el británico, cuyas circunstancias dificultosas ya conocemos, sino que apuestan también por otros puntos donde lo más atractivo puede ser la oferta gastronómica o la cultural.

España tiene mucho que ofrecer al margen de sus playas y su temperatura y la oferta de precios bajos continuará, pero el sector tiende a esa excelencia que le permita tener un turismo extranjero de calidad. Lo que está claro es que vivimos un cambio de tendencia que se acentuará en el futuro y buena prueba de ello son destinos como Cambrils o Salou, en Cataluña; Benidorm y otros municipios de la Comunidad Valenciana, Baleares, Murcia o Canarias, donde ya trabajan para propiciar ese cambio de tendencia y sustituir el turismo al por mayor por el que se ve atraído por una oferta de calidad.

También destinos sin playa como Madrid trabajan al respecto y el turismo de convenciones es uno de sus principales activos, ocupando el tercer puesto en el ranking International Congress & Convention Association (ICCA) 2018. Si España sigue siendo un destino competitivo es precisamente por el esfuerzo del sector por cambiar su modelo.

Acciones

Desde lo público destacan igualmente diferentes acciones de las comunidades autónomas por la promoción del turismo, como la que ha permitido al País Vasco duplicar la inversión en infraestructura hotelera al invertir más de 23 millones de euros este año, frente a los 9 del mismo período de 2018, una inversión destinada a la construcción y/o acondicionamiento de 34 obras hoteleras, de los cuales 14 son obras públicas y 20 privadas, según según datos del Observatorio de Oportunidades de Negocio de la consultora DoubleTrade España.

Álava es la provincia donde se van a realizar más intervenciones, 13, seguida de Guipúzcoa, donde se harán 14. Vizcaya es la provincia donde menos obras hay previstas, con 7 respectivamente. Esta inversión se puede traducir en oportunidades de negocio y empleo, tanto para personal que se incorporen a los hoteles, como para empresas constructoras, como electricistas, carpinteros o empresas de telecomunicaciones.