Menú Buscar
El ministro Luis Planas confía en que España eluda las tasas, aunque también pide medidas por si se aplican / EUROPA PRESS

España se aferra a que la reunión del día 14 evite los aranceles de Trump

El ministro Luis Planas afirma que "aún hay margen para la negociación", aunque también pide a la UE medidas por si se aplican las tasas

08.10.2019 13:49 h.
10 min

Después de que este lunes, tras reunirse con representantes de todas las comunidades autónomas, el ministro de Agricultura y Pesca en funciones, Luis Planas, asegurara, que es "inaceptable" la imposición de aranceles por parte de la administración de Donald Trump, que cifra provisionalmente en 765 millones de euros para el sector agroalimentario, este martes el ministro en funciones se ha reunido con representantes del sector para abordar el problema, caso de darse. Y es que España aún se aferra a la reunión del próximo día 14 en Ginebra (Suiza) entre la representantes de la Unión Europea y de Estados Unidos para evitar la imposición de las nuevas tasas, pues llegará cuatro días antes de la fecha señalada por Trump para aplicar las nuevas tasas, que se imponen como castigo a los cuatro países comunitarios que participan en Airbus: Alemania, Francia, el Reino Unido y España.

“El sector agroalimentario no es el objeto de esta disputa, que es por el sector aeronáutico y no tiene que ser la víctima de este conflicto comercial", reitera Planas, que este miércoles viajará a Bruselas para presentar ante la Comisión Europea las medidas necesarias y urgentes de respuesta ante las tasas estadounidenses.

Moderado optimismo

A pesar de solicitar medidas a la UE dando por hecho que se aplicarán los aranceles, a seis días de la a priori trascendente reunión entre la UE y Estados Unidos en Suiza, este martes Planas ha vuelto a incidir en que aún existe "margen para la negociación" y ha defendido la necesidad de no tener una "mentalidad defensiva" si finalmente siguen adelante, porque "España somos la octava potencia agroalimentaria y vendemos diferentes productos a prácticamente todo el mundo".

Planas ha recordado en Canal Sur Radio la citada reunión del lunes 14 en Ginebra, que dará cita al llamado Organismo de Solución de Diferencias y donde la Comisión Europea va a plantear que no se apliquen las sanciones basándose en que si la Organización Mundial del Comercio (OMC) ha autorizado a Estados Unidos 7.500 millones en sanciones por lo que consideran ayudas "indebidas" a Airbus, "en Boeing tendremos posibilidades similares porque Estados Unidos ha recurrido a prácticas totalmente similares a las que hemos hecho en la UE".

Por si acaso

El ministro ha insistido en que "se debe llegar a un acuerdo para evitar un daño que se traslade a quien no tiene ninguna culpa, agricultores, ganaderos, industria agroalimentaria y consumidores". El ministro en funciones está convencido de que "siempre hay margen para la negociación y el acuerdo hasta el último minuto" y ha dejado claro que "si no lo hay y las sanciones anunciadas por Estados Unidos se imponen de manera total y parcial, entraremos en una fase dos y habrá que plantear remedios".

Pero, por si acaso, Planas se curará en salud este miércoles en Bruselas y solicitará a la UE la movilización de recursos financieros comunitarios para poder atender las medidas necesarias para mitigar los efectos que puedan tener los aranceles sobre el sector productor; el almacenamiento privado del aceite de oliva, ya que considera que se "dan las circunstancias excepcionales" que permitirán que se cubra los costes financieros y de almacenamiento de un sector, que está atravesando una situación "muy complicada"; así como la activación de medidas de promoción de la Política Agrícola Común (PAC) en terceros países para los productos afectados.

"Cerrar una posición común"

El ministro se desplazará este miércoles a Bruselas para trasladar a los comisarios Cecilia Malmström y Paul Hogan una "postura firme en defensa de nuestros agricultores, ganaderos e industria agroalimentaria". Pero Planas no quiere "poner la venda antes de la herida" y aguarda con impaciencia la reunión del día 14. Él ve “buena sintonía” en los contactos telefónicos que ha mantenido desde el fin de semana con los socios europeos y ha confiado en poder "cerrar una posición común" ya que, por ejemplo, su homólogo francés "tiene puntos de vista exactamente idénticos a España".

También ha admitido Planas que existe "cierto temor a que esta guerra comercial pueda ir a más, pero defender nuestros intereses es legítimo y es lo que tenemos que hacer y a partir de ahí lo que haga Estados Unidos será su responsabilidad". A su juicio, "las guerras comerciales suponen una absoluta irresponsabilidad porque nos llevan a situaciones donde todo el mundo pierde, especialmente gente que no tiene nada que ver con el conflicto".

mendez
La Secretaria de Estado de Comercio, Xiana Méndez / EUROPA PRESS

Méndez, en la misma línea

Planas se desplazará a la capital belga este miércoles acompañado de la Secretaria de Estado de Comercio, Xiana Méndez, que este martes también se ha referido a la cuestión durante la presentación en Madrid del Plan de Acción para la Internacionalización de la Economía Española 2019-2020 en la Comisión de Internacionalización de la Cámara de Comercio de España, y lo ha hecho en los mismos términos que Planas.

Así, la secretaria de Estado de Comercio ha expresado su deseo de que la Unión Europea y Estados Unidos alcancen un acuerdo para evitar la subida de aranceles y lo ha resumido en una frase: "Todos perdemos con las tensiones comerciales". Xiana Méndez considera igualmente que aún hay margen de negociación –a la que Trump hasta ahora se opone- y que, en todo caso, "existen instrumentos legales y legítimos para defender los intereses de las empresas españolas".

Internacionalización

Por otra parte, en cuanto a la presentación del Plan de Acción para la Internacionalización, a la que ha asistido la secretaria de Estado de Comercio, ésta ha destacado que la internacionalización ya forma parte de la estrategia de negocio de las empresas españolas, y en concreto, la tasa de apertura de la economía española se sitúa ya en el 67% del Producto Interior Bruto (PIB), lo que convierte a España en una de las economías "más abiertas del mundo". Además, el número de empresas exportadoras regulares, las que lo hacen durante cuatro años consecutivos, supera las 52.000 y "es en ellas en las que queremos poner el foco de nuestras políticas", ha subrayado Xiana Méndez, para la que el creciente proteccionismo, el Brexit y los precios del petróleo son los principales retos exógenos para la internacionalización de las empresas españolas.

En cuanto a los retos internos, Méndez ha resaltado el reducido tamaño medio de las empresas, la necesidad de incrementar la base exportadora, las barreras burocráticas, las dificultades de acceso a la financiación, el reducido valor añadido de las exportaciones y la insuficiente diversificación sectorial y geográfica de las exportaciones. Para hacer frente a esos desafíos, el Plan de Acción para la Internacionalización propone una serie de medidas entre las que la secretaria de Estado ha destacado: promover una política comercial progresista e inclusiva, difundir las ventajas y oportunidades de la internacionalización e incentivar la participación de las mujeres.

A ello se suma la modernización de los instrumentos de apoyo financiero para las empresas, incrementar el valor añadido de las exportaciones mediante la incorporación de la tecnología, la innovación, la digitalización y la marca, incorporar la sostenibilidad en todas las actuaciones e instrumentos y favorecer la diversificación de mercados con doce destinos prioritarios: Canadá, Estados Unidos, México, Brasil, Marruecos, Suráfrica, Rusia, Turquía, India, Japón, Corea y China.