Menú Buscar
Una de las tiendas de la cadena de supermercados Dia

Dia sigue esforzándose para no ir a la quiebra sin mucho éxito

La cadena de supermercados registró unas ventas de 5.083 millones durante los nueve primeros meses del año, un 7,4% menos

05.11.2019 19:06 h.
5 min

Tras intentar retomar el rumbo con nuevas inversiones, los resultados de Dia siguen sin ser los deseados, aunque son menos malos que hace unos meses. La compañía registró unas ventas de 5.083 millones de euros en los primeros nueve meses del año, un 7,4% menos, aunque al menos apunta a una recuperación en ventas comprables.

Según apunta la CNM, a lo largo de los primeros nueves meses del año la compañía se vio impactada por una serie de factores, sobre todo en el primer semestre, que contribuyeron de manera negativa al resultado, que ha arrojado una pérdida neta atribuible de 504 millones de euros.

Factores negativos

Entre estos factores se encuentran un despido colectivo en España y otras medidas de recorte de plantilla en Brasil para mejorar la productividad, los muy elevados niveles de falta de stock en las tiendas del Grupo durante todo el periodo en los primeros seis meses del año, el cierre de 757 tiendas deficitarias, de las cuales 94 en el tercer trimestre; una iniciativa de traspaso de tiendas franquiciadas a propias que ha afectado inicialmente a 309 establecimientos, de los cuales 87 en el tercer trimestre, con el objetivo de mejorar y reforzar la red de franquicias; la interrupción de actividades no estratégicas para reducir la complejidad y mejorar la eficiencia y el reconocimiento de devengos, pérdidas o bajas contables de cuentas a cobrar, riesgos y pasivos que había que provisionar.

En el tercer trimestre, estos impactos se fueron reduciendo y mostrando una recuperación gradual desde el -15,5% en términos de ventas comparables reportado en el mes de junio, hasta el -7% de octubre, gracias a una serie de medidas que se están tomando con el objetivo de fijar los básicos, entre los que destacan la mejora del modelo operativo en tienda y en almacén eliminando complejidad y mejorando las operaciones, la normalización de la relación con los proveedores y la reducción de las faltas en tiendas y almacenes.

Interior de uno de los supermercados de Dia / EE
Interior de uno de los supermercados de Dia / EE

Efecto positivo y deuda

El efecto positivo de esta normalización se deja notar en una estabilización de las ventas comparables, que en los últimos nueve meses ha sido del -8,1% por una disminución del 1,4% en el número de tickets y un descenso del 6,7% en la cesta media de la compra. En el último trimestre, el EBITDA ajustado permanece estable y no ha tenido impactos extraordinarios. 

La deuda neta total a finales de septiembre de 2019 ascendía a 2.556,7 millones de euros, de los cuales 707,2 millones orrespondían a la aplicación de la nueva norma contable NIIF 16, y 492,3 millones de euros a los préstamos con participación en beneficios recibidos de su principal accionista, LetterOne, que se convertirán en fondos propios una vez que se produzca la ampliación de capital de 606 millones de euros. Así, la deuda financiera neta se sitúa en 1.854,5 millones de euros a finales de septiembre de 2019, esto es, 398,3 millones de euros más que a finales de 2018, niveles similares a los del primer semestre del año.

Estabilizar el negocio

La compañía está enfocada en fijar los básicos, tomando decisiones complejas con el objetivo principal de estabilizar el negocio e implementar medidas que contribuyan a establecer los pilares para el futuro crecimiento.

Por ejemplo, en Brasil, se han tomado medidas durante los primeros seis meses del año para mejorar las operaciones, la propuesta comercial y sanear la red de tiendas que ya están dando algunas señales de fuerte recuperación, como lo reflejan las ventas comparables del -3,6% en octubre desde el mínimo histórico de -29,1% en junio.