Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La Casa Grases, antigua Escola Tàber, rehabilitada en un renderizado virtual / CULMIA

La antigua Escola Tàber de Sarrià sale a la venta convertida en casa de lujo

La finca novocentista del siglo XVIII fue ocupada durante años tras la marcha del colegio y finalmente adquirida por Culmia, que ha sacado a la venta cuatro viviendas 'premium'

3 min

La antigua Escola Tàber, ubicada en el barrio barcelonés de Sarrià, ha salido a la venta rebautizada como Casa Grases, una promoción de cuatro viviendas de gran lujo. La finca novocentista, construida en el siglo XVIII, tuvo como primer residente al regidor catalán Bonaventura Grases y posteriormente se convertió en la sede del colegio hasta 2002.

Tras la marcha de la escuela, el inmueble fue ocupado durante años, pero fue adquirido por Culmia, que inició una rehabilitación en 2019. En este proceso, se han restaurado fachadas, pinturas interiores, puertas, techos y cornisas, según ha informado la promotora inmobiliaria en un comunicado.

La piscina de la nueva vivienda en Casa Grases / CULMIA
La piscina de la nueva vivienda en Casa Grases en una imagen virtual / CULMIA

Una nueva vivienda

En el edificio histórico, ya rehabilitado, hay tres viviendas plurifamiliares, junto a las cuales se ha levantado una nueva vivienda unifamiliar con jardín y piscina. Además, la finca dispone de un aparcamiento subterráneo con capacidad para 11 vehículos.

La histórica construcción de Barcelona tiene con elementos de forja, material cerámico, pavimento hidráulico techos altos, grandes galerías porticadas con estucos, esgrafiados y acabados manteniendo el estilo de la época en combinación con un estilo actual de calidad. Las viviendas disponen de tres, cuatro y cinco dormitorios y con tres, cuatro y cinco baños y aseos, respectivamente.

Recreación virtual de la nueva Casa Grases / CULMIA
Recreación virtual de la nueva Casa Grases / CULMIA

Murales con historia

Situado entre el Carrer Major de Sarrià y a ronda de Dalt, no muy lejos del parque de Collserola, el edificio está rodeado de vegetación y alberga en su interior murales artísticos del siglo XVIII, atribuidos al pintor Francesc Pla i Duran.

“Culmia Casa Grases supone para nosotros una promoción especial de la que estamos muy orgullosos por la rehabilitación llevada a cabo", ha asegurado Josep Maria Cases, director territorial de Culmia en Cataluña. "Su ubicación a caballo entre la sierra y el mar, así como todo el halo histórico que la rodea junto a la conservación de elementos del S.XVIII, hacen de las cuatro viviendas que la componen, un lugar inigualable para vivir”, ha añadido.