Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno (c) con su mujer Manuela Villena (d), y el expresidente español Mariano Rajoy / EFE

Escándalo político por la vinculación de la Junta de Andalucía con una farmacéutica

El PSOE exige que el reparto de vacunas del Covid no se haga a través de Bidafarma, donde trabaja la mujer de Moreno Bonilla y favorecida por el Colegio de Farmacéuticos

2 min

Los opacos acuerdos entre Consejo Andaluz de Colegios de Farmacéuticos y Bidafarma, así como la vinculación de esta empresa con la mujer del presidente de la Junta de Andalucía, han provocado una auténtica tormenta política en esta comunidad.

La secretaria de Política Municipal del PSOE-A, María Jesús Serrano, ha exigido al presidente de la Junta, Juanma Moreno, que ante el reciente anuncio del Gobierno de España de inicio del plan de vacunación el día 27 de diciembre, "el reparto de la vacunas contra el Covid se haga a través del Servicio Andaluz de Salud (SAS), y no desde una distribuidora privada, como es Bidafarma".

Subastas de medicamentos

La exigencia de los socialistas tiene lugar en plena polémica generada por la decisión del presidente del Consejo Andaluz de Colegios de Farmacéuticos (Cacof), Antonio Mingorance, de pactar con la Junta de Andalucía nuevas subastas de medicamentos, método de licitación cautiva que lastraría un 21% el precio de los fármacos y afectaría directamente al 55% de las oficinas. Se da la circunstancia de que Mingorance es también vicepresidente de Bidafarma, líder en distribución de fármacos en la mayor autonomía española donde además trabaja la mujer del presidente andaluz, Manuela Villena López

Los boticarios, indignados con estas incompatibilidades, denuncian la opacidad con la que se llevó a cabo el pacto entre la Junta y Cacof, que consta en un documento descubierto por Francesc Pla, director de la revista El Farmacéutico.

"No entendemos cómo en Andalucía, con un sistema de salud sólido, se tiene que hacer a través de una distribuidora farmacéutica privada en lugar de hacerse desde lo público", ha lamentado la socialista Serrano.