Menú Buscar
Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, durante una visita reciente al Monasterio de Pedralbes / EFE

El plan de entierros baratos de Ada Colau ha durado un mes

El ayuntamiento de Barcelona aparca su nuevo proyecto funerario, que prometía sepelios a 1.800 euros, por falta de apoyos políticos

3 min

Los entierros low cost a 1.800 euros de Ada Colau han durado exactamente un mes. El Ayuntamiento de Barcelona ha puesto el freno al nuevo plan funerario por falta de apoyos políticos. Por lo pronto, BComú no presentará el punto del orden del día en el pleno del viernes, 23 de febrero, lo que compromete el calendario del proyecto, que debía arrancar en verano.

Preguntada por la cuestión, una portavoz del ejecutivo municipal ha confirmado que "se anunciará cuando se apruebe el punto definitivamente en el plenario". Las modificaciones normativas, ha agregado la misma representante, "se trataron en la comisión de Presidencia del mes de noviembre de 2016 y se aprobaron inicialmente".

Sin apoyos salvo ERC

Lo que ha soslayado el gobierno local es que carece de apoyos para lanzar el plan para comercializar sepelios desde 1.800 euros, pese a que el concejal de Presidencia, Agua y Energía, Eloi Badia, anunció en TV3 el pasado 31 de enero que el objetivo era "llevar el proyecto de nueva empresa al pleno de febrero".

"No será posible. Igual que ocurrió con el proyecto de funeraria municipal, que pinchó antes de los plenos de mayo y noviembre del año pasado, BComú se ha quedado solo, esta vez con ERC, en la defensa del proyecto. El resto de formaciones lo ven inviable porque, básicamente, es un reempaquetado de la misma iniciativa sin un tanatorio de nueva construcción", han indicado fuentes del sector.

"Inviable"

Preguntadas por la cuestión, fuentes del Grup Demòcrata, la segunda fuerza en el consistorio tras los comunes, han indicado que "son partidarios de iniciativas para reducir los precios de los sepelios en Barcelona como intervenir en el mercado introduciendo más competencia o modificando las ordenanzas". Han abundado que el plan municipal de entierros baratos "es inviable porque tendrían pocas salas de vela, frente al centenar que hay en la ciudad" y que la iniciativa "la acabaría pagando Barcelona de Serveis Municipals (B:SM) ofreciendo un producto a 2.500 euros --a los 1.800 euros se le suma la inhumación o cremación-- que los operadores actuales ya ofrecen".

Por su parte, desde el PSC han subrayado que "necesitan más información" antes de apoyar el plan de funerales low cost, pues "existen dudas" sobre la viabilidad del mismo. El grupo socialista ha manifestado también su voluntad de conseguir sepelios más asequibles en la ciudad, aunque ha discrepado de la última fórmula presentada por BComú. "No ha concitado el consenso necesario porque es incierta, podría comprometer las cuentas de B:SM y puestos de trabajo", ha remachado.