Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente de Cáritas España, Manuel Bretón (i), debate con la directora de Fiapp, Anna Terrón (d), en las jornadas del Círculo de Economía  / LUIS MIGUEL AÑÓN

Las entidades temen que la creciente pobreza dé alas a la radicalización política

Cáritas y Fiiapp defienden una Europa unida ante el reto de la guerra de Ucrania, la desigualdad y el populismo migratorio

3 min

Las entidades sociales han alertado de que la creciente desigualdad puede dar alas al rechazo de la inmigración y aumentar la radicalización política. Manuel Bretón, presidente de Cáritas España, ha destacado hoy en las jornadas del Círculo de Economía el reto que supone la inmigración en un momento en el que se expande la brecha entre ricos y pobres.

En un panel sobre las consecuencias sociales de la guerra celebrado en el hotel W de BarcelonaAnna Terrón, directora de la fundación de políticas públicas Fiiapp, ha apuntado que el aumento de las brechas sociales, combinado con la reducción salarial que supone la movilidad internacional del trabajo, "hace que se resuelva en un rechazo a la migración".

Miedo e inestabilidad

"Hay miedo, hay desigualdad evidente y hay más alimento para la inestabilidad política", ha alertado Terrón. Y ha reivindicado la "capacidad europea de superar la extema derecha que dice que la Unión Europea no tiene por qué implicarse" en las políticas migratorias.

Voluntarios de Cáritas reparten comida durante la pandemia de Covid-19 / CÁRITAS
Voluntarios de Cáritas reparten comida durante la pandemia de Covid-19 / CÁRITAS

La directora de Fiapp ha defendido la creación de un "espacio común de movilidad interna" para "gestionar el flujo de refugiados" garantizando el derecho al asilo y, a la vez, respondiendo de forma unitaria al reto de la migración económica, que "no puede estar exluida por razones identitarias".

Unidad europea

Bretón también ha apostado por una Unión Europea fuerte: "Cuanto más unidos estemos, menos problemas haya en nuestra colaboración, esto crecerá y nos apoyará". Ha puesto como ejemplo la "ayuda enorme" que han recibido las dos organizaciones de Cáritas en Ucrania desde todas las latitudes en que esta organización benéfica tiene presencia.

El presidente de la entidad ha pedido que Occidente actúe de forma conjunta, ya que la unidad "es una herramiento importantísima". Y aunque ha admitido que mientras el apoyo de la población rusa a Putin sea alto su invasión "tiene pocos visos de que pare", ha apuntado al 9 de mayo, Día de la Victoria de Rusia, como posible fecha de un acuerdo de paz.