Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Enric Urreta, presidente de 22@ Network / PABLO MIRANZO

Enric Urreta: "El 22@ norte debe equilibrar la vivienda de protección oficial y libre"

El presidente de la asociación empresarial 22@ Network defiende el "modelo de éxito" del distrito tecnológico frente a otras alternativas en L'Hospitalet o Madrid

9 min

El 22@ está de aniversario. El distrito tecnológico de Barcelona cumple 20 años en plena ampliación de su cuadrante norte. Enric Urreta, presidente de 22@ Network, reclama al ayuntamiento que el futuro planeamiento urbanístico equilibre la vivienda social con la residencial libre en una zona que cuenta 100.000 metros cuadrados edificables. De lo contrario, el desarrollo económico de este clúster innovador podría nacer cojo. Crónica Global ha entrevistado al portavoz de la asociación empresarial en el CINC, el primer coworking que se instaló en el distrito y está dirigido por el propio Urreta.

--Pregunta: Para situarnos, ¿cuándo se aprobará de forma definitiva el plan general metropolitano del 22@? ¿Y con qué calendario trabaja la asociación para el desarrollo de la nueva zona norte?

--Respuesta: El próximo 23 de diciembre el pleno municipal aprobará de forma provisional el plan, aunque no será la versión definitiva ya que dependerá de que la Generalitat lo valide en los siguientes meses. Respecto al calendario, todo dependerá de qué se apruebe y de si es viable o no es viable. De todos modos, el distrito 22@ está creciendo muchísimo, se está haciendo mucha inversión y se espera captar muchas compañías. No estamos mirando a 2023, 2024 o 2025, sino que dibujamos un escenario para 2030 o 2040.

--¿Qué aportará el desarrollo de la zona norte al distrito?

--El 22@ norte debe ser la concreción de una mejora de lo que es el 22@. El distrito es un modelo de éxito porque la gente vive y trabaja aquí, porque ahora estamos en un edificio de oficinas con 700 trabajadores, pero en un entorno de 50 metros hay también 4.000 personas residiendo. Si esto se rompe, el 22@ se desequilibrará.

--Por tanto, el 22@ norte no será un complemento, sino una extensión del modelo existente.

--Correcto. Se trata de la proyección de un modelo enriquecido con un peso más importante de las viviendas de protección. Pero debe equilibrarse la vivienda de protección y vivienda libre. Si no se da este equilibrio el plan no será viable a corto plazo.

--¿En qué estado se encuentran los hubs de la milla creativa de Pere IV?

--Esto tiene una base muy importante que es el equipo de Mireia Escobar del Disseny Hub y del ayuntamiento de Barcelona. Este edificio, que se encuentra junto a la Torre Glòries, da crecimiento a las industrias creativas y está ayudando a que se concreten muchos proyectos, como Palo Alto. La milla creativa es otro de ellos. Es un elemento definido pero que hoy todavía no está.

--¿Pero las incubadoras proyectadas serán públicas?

--No será tanto un entorno de incubadoras, sino de espacios para determinados tipos de industrias. Serán clústers específicos. ¿Cómo ha crecido el propio distrito? No por una incubadora que haya funcionado y haya atraído a compañías internacionales, sino que ha sido al revés. Primero se ha empezado por compañías internacionales y, después, los propios emprendedores han querido estar al lado de quienes más podían aprender y más servicios les podían dar.

--¿En qué consistirá el eje verde de Cristóbal de Moura?

--Este eje verde tiene una parte residencial muy completa y también se quieren instalar empresas de sostenibilidad. Ahora mismo tenemos estos dos elementos tractores, el creativo y el sostenible, que no dejan de ser dos patas de la misma realidad. Lógicamente con parte de apuesta pública para la atracción de talento, pero no nos engañemos: esto no sucederá si no se tiene a grandes compañías del sector privado.

--¿Qué importancia han tomado los coworkings en el distrito?

--Primero, puedo hablar porque soy director gerente del primer coworking creado en el 22@ en 2006. El aterrizaje de los grandes competidores internacionales, Wojo, IWG, Talent Garden, WeWork, ha hecho que el distrito sea uno de los de Europa que más concentración de coworking y espacio de trabajo flexible tiene en Europa. Las grandes contrataciones de 2018 y 2019 fueron edificios para espacio flex. Las grandes compañías han sacado distintas lecciones de la pandemia. Primero, no firmar contratos de obligado cumplimiento muy extensos. Después, buscar un espacio que dé suficiente flexibilidad para ser veinte u ochenta en una misma semana. Y buscar aquel espacio donde puedas sustituir mesas de trabajo para crear espacios de cogeneración y crecimiento compartido. Todo esto lo ofrecen los coworkings.

--¿Tiene miedo de que MADBIT, el distrito tecnológico proyectado en Madrid, capte talento y empresas del 22@?

--Allí están en una fase previa, inicial, y no existe este equilibrio entre residencial y oficinas. Mientras no haya este equilibrio, se dibuja un escenario distinto. ¿Competimos? Ahora mismo es indiscutible decir que España tiene dos capitales, una quizá más administrativa que es Madrid, y otra que es Barcelona dentro del mundo tecnológico y creativo. El distrito 22@ tiene una potencia que hasta que alguien pueda alcanzar su velocidad de crucero hace falta mucha inversión y talento. De momento no vemos que nos roben profesionales, ni mucho menos.

--Respecto a áreas en desarrollo en Barcelona o L'Hospitalet como la Marina del Prat Vermell o Europa Fira, ¿cómo evitará el 22@ que haya fuga de empresas?

--A nivel de conocimiento de marca, reputación, captación de talento... las cinco universidades catalanas más importantes de Barcelona están en el 22@. Durante 20 años hemos creado un ecosistema donde las personas se acostumbran a venir a trabajar. Si eres tecnólogo, este es tu hábito natural. Lo que les falta a otras zonas es un conglomerado cohesionado, una entidad que representa a las grandes y pequeñas compañías, como el 22@ Network, y el entorno residencial. Si hablamos de la ciudad de los 15 minutos, éste es el distrito.

--Pero algunas compañías se están yendo a estas zonas por el precio inferior del metro cuadrado.

--Algunas compañías han visto allí una oportunidad de ahorro de costes. Pero será más difícil captar talento allí que aquí. El talento concentra talento y va donde hay una ciudad habitable. Por lo que vemos en otros rincones de toda Europa, las compañías se instalan allí donde encuentran el talento.

--Hablamos de talento, ¿pero cómo es el 22@ para los ciudadanos y que haría falta en cuanto a equipamientos públicos en la zona norte?

--El 22@ nació con mucha cobertura para oficinas. Se hizo un 90% para oficinas y un 10% para residencial. Eso implica que ese despliegue para oficinas no era para equipamientos. En el 22@ norte hará falta más escuela, un ambulatorio, más transporte, algún elemento deportivo... el ayuntamiento lo tiene claro, pero aún no está concretado.