Menú Buscar
Enric Crous, candidato independentista junto a Pimec a presidir la Cámara de Comercio de Barcelona / EFE

Crous pide ahora el voto delegado en las elecciones camerales en nombre de sus rivales

Las candidaturas de Carles Tusquets y Ramon Masià trasladarán a la Junta Electoral Central la nueva recogida de adhesiones para que se pronuncie sobre su legalidad

30.04.2019 13:53 h.
5 min

La candidatura de Enric Crous y Pimec en las elecciones a la Cámara de Comercio de Barcelona ha rizado el rizo con su nueva propuesta para delegar el voto. Ha distribuido un documento entre los electores potenciales este martes en el que pide que se ceda a los gestores el poder de participar en los comicios pero no sólo en su nombre, también en el de los otros cuatro rivales que tiene en el proceso.

Se trata de un movimiento inaudito, ya que implica gestionar el voto hacia otras opciones para dirigir la organización empresarial. Ya ha provocado que los implicados muevan ficha. Las candidaturas lideradas por Carles Tusquets y Ramon Masià han explicado a Crónica Global que trasladarán el caso a la Junta Electoral Central y a la Territorial con el objetivo de que eliminen sus nombres de la lista. Harán también lo propio de forma directa con Crous y Pimec mediante un requerimiento notarial.

Denuncia de ANF Autoridad de Certificación

El profundo malestar que ha propiciado la delegación de voto que se promueve desde este lista independentista se explica por la denuncia que presentó este fin de semana el presidente de ANF Autoridad de Certificación, Florencio Díaz. Denunció ante la Secretaría de Estado para el Avance Digital, la Subdirección General de Servicios para la Sociedad de la Información y la Agencia Española de Protección de Datos que se promovía una usurpación de identidad en las elecciones camerales catalanas, un delito tipificado, tal y como indican las fuentes jurídicas consultadas.

La certificadora aseguraba, sin mencionarlos de forma directa, que Crous y Pimec promovían el uso ilícito de los certificados digitales de las empresas en este proceso de votación. Pedían a los electores que se cediera la documentación a un tercero, a su gestor de confianza, para que participaran en los comicios en su nombre. Es decir, que suplantaran su identidad.

Dos días para las elecciones

También se quejó de la forma en que esta candidatura había obtenido una lista con sus electores potenciales. ANF Autoridad de Certificación señaló que se había producido un “cruce de bases de datos y creación de perfiles sin el consentimiento de los interesados” para identificar a los votantes que eran “clientes de determinados despachos profesionales y afectos a una determinada línea política”, la independentista.

A los miembros de esta lista fue a los que se divulgó un primer manual de votación que incluía un formulario para conseguir la delegación del voto. A dos días de que se inicie la votación electrónica en remoto en las elecciones en las 13 cámaras de comercio catalanas, Crous y Pimec han empezado a enviar este segundo documento en que se han cambiado algunas partes del formulario. Ahora, también se incluyen las candidaturas rivales.

Intento de ‘rectificación’ de Pimec

Los miembros de la candidatura han dado este paso, en el que ante una posible sanción también se salpicaría al resto de candidatos a entrar en el plenario de la Cámara de Comercio de Barcelona, un día después de que la patronal de pymes dirigida por Josep González diera un paso atrás. Remitió un correo a todos los miembros de Pimec en el que se les recomendaba evitar delegar el voto a un gestor para evitar los problemas legales que pudiera implicar.

El comportamiento errático de Crous y José María Torres, el representante de la organización de pymes, ha provocado malestar entre los empresarios, entre la patronal de gestores que pide que les dejen al margen del proceso y en el ministerio. Tanto Economía como Industria miran con mucha suspicacia los comicios a las cámaras catalanas, otro foco de inseguridad jurídica en Cataluña.