Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Presentación a analistas del plan estratégico 2022-2030 de Enagás, con el consejero delegado, Arturo Gonzalo, en primer término / ENAGÁS

Enagás elevará a 4.755 millones su inversión hasta 2030 y mantendrá el dividendo

El plan estratégico a largo plazo del gestor del sistema gasista incrementará la partida un 71% por el plan REPowerEU y prevé un incremento anualizado del 2% en el resultado operativo

4 min

El nuevo equipo gestor de Enagás, liderado por el consejero delegado Arturo Gonzalo, ha diseñado un plan estratégico a largo plazo (2022-2030) que contempla inversiones de 4.755 millones de euros, principalmente por la asunción del programa REPowerEU, auspiciado por la Unión Europea y basado en el incremento de la penetración de las renovables en el sistema y la reducción de la dependencia del gas procedente de Rusia. 

El operador del sistema gasista español incorpora a sus planes de futuro hasta 1.980 millones de euros de inversión en tres interconexiones europeas en las que actualmente trabaja como son la tercera conexión con Francia a través de los Pirineos, el gasoducto submarino España-Italia y una tercera conexión con Portugal. 

Dividendos asegurados

La partida que contará con un mayor esfuerzo inversor será la del gasoducto que prevé unir España con Italia, al que Enagás prevé destinar 1.500 millones de euros hasta 2030; por su parte, la previsión para la tercera interconexión a través de los Pirineos se sitúa en el entorno de 370 millones de euros. 

El plan que Enagás ha detallado al mercado antes de la apertura de la sesión bursátil, a través de una presentación remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), contempla mantener el compromiso de dividendo que la compañía había establecido en su anterior plan, que tenía como límite el ejercicio 2026, y que aseguraba un incremento progresivo del 5% en la retribución a los socios hasta 2024 y un dividendo estable de 1,74 euros por título hasta 2026. 

 

Mientras, la compañía prevé una evolución positiva del resultado operativo (Ebitda) en torno al 2% anual hasta 2030, incluyendo los dividendos recibidos de las sociedades participadas. 

No obstante, la compañía ha aclarado a los inversores que los proyectos correspondientes al plan REPowerEU están aun en fase de proyecto y que serán incorporados cuando sean finalmente aprobados.

Transición y descarbonización

Al margen de los planes alineados con la estrategia europea, las inversiones de Enagás para garantizar el suministro y avanzar en sus planes de descarbonización alcanzarán los 2.775 millones de euros hasta el año 2030. 

En este apartado destacan los 850 millones que el gestor del sistema destinará a su principal negocio con el gas natural y de transición, así como los casi 700 millones que irán a parar a los proyectos con hidrógeno y los 600 millones para proyectos internacionales, entre los que se incluyen la inversión en la estadounidense Tallgrass y la participación en el proyecto del Transadriatic Pipeline (TAP).

300 millones al negocio renovable

En cuanto a la apuesta de la empresa por el negocio renovable, se concretará en inversiones por valor de 205 millones de euros en la treintena de proyectos para la producción de hidrógeno renovable, para las que Enagás espera un retorno de dígito simple alto.

Mientras, la empresa que preside Antonio Llardén destinará 85 millones a la generación de biometano, también dentro del negocio renovable, con un retorno esperado de doble dígito bajo.