Menú Buscar
Un barco en proceso de estiba en un puerto español / CG

Las empresas de estiba desconfían de la desconvocatoria de dos días de la huelga

La patronal lamenta que los sindicatos usen la “amenaza” de paros de forma reiterada

2 min

La patronal de la estiba, Anesco, no confía en los sindicatos. Las empresas han recibido el anuncio de desconvocatoria de los dos primeros días de huelga (el 6 y el 8 de marzo) con “cautela”. Lamentan que los trabajadores usen la “amenaza” de los paros de forma reiterada y aseguran que esto daña la imagen del sector.

A través de un comunicado, Anesco asegura que la convocatoria de dos huelgas en un mes ha causado “daños irreparables”, que se agravan con la “presión” que denuncian las empresas estibadoras desde hace semanas, con ritmos de trabajo inferiores al habitual y “huelgas ilegales”.

Los primeros paros previstos desde que empezó el conflicto, para los días 20, 22 y 24 de febrero, no se llegaron a producir. El Ministerio de Fomento ofreció retrasar una semana la aprobación del decreto ley que liberaliza el sector, durante la que la patronal y los sindicatos entablarían la negociación colectiva.

Continúan las negociaciones

Después de que el Consejo de Ministros diera luz verde al decreto, el día 24, los estibadores volvieron a convocar huelga, esta vez de días alternos durante tres semanas. La desconvocatoria de los dos primeros días y la reacción de Anesco llegan entre las negociaciones entre ambas partes.

Con quien quieren negociar los sindicatos, es con el Gobierno. Desde el grupo de trabajadores mayoritario, la Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar (CETM), confían en que la oposición tumbará el decreto en la votación del Congreso, donde tiene que aprobarse por mayoría simple.